Valladolid pasa de temperaturas veraniegas a invernales: mínimas de 4ºC y máximas de 17ºC

Cambio de temperaturas.
DAVID LOZANO

Los termómetros continúan descendiendo en la capital y el frío parece llegar a finales de esta semana para quedarse.

Pasado el verano, que se extendió hasta el inicio del otoño por las altas temperaturas registradas, el frío comienza a apoderarse de Valladolid. Las continuas subidas y bajadas de los termómetros, con registros bajos a primera hora del día y altos en las horas centrales, vuelven locos a los vallisoletanos.

 

La chaqueta es obligatoria por las mañanas, pero sobra a mediodía. O sobraba a veces, ya que el viento de estos últimos días hace que la sensación térmica sea todavía más baja. De hecho, las mínimas al principio de esta semana llegaron a acercarse al 0 y las máximas al 30.

 

La diferencia entre mínimas y máximas está siendo de unos 20ºC, pero esa distancia se irá reduciendo a lo largo de esta semana. El viernes la más alta alcanzará los 28ºC y el sábado los 26ºC, pero el domingo, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), será de 17ºC, mientras que la más baja no descenderá de los 6ºC.

 

Por otro lado, para el inicio de la próxima semana, las mínimas continuarán descendiendo. El lunes será de 4ºC y el martes de 5ºC, pero las máximas subirán hasta los 19ºC y 20ºC, respectivamente.

 

En cuanto a la probabilidad de precipitaciones, el sábado entre las 12:00 y las 00:00 es del 35%, el domingo y el lunes del 20% y el martes del 15%. Unas previsiones que indican que quizá llueva, aunque Valladolid podría volver a verse sorprendida por una tormenta inesperada como la de la pasada semana.

 

AEMET