Valladolid no cumple las expectativas de ventas en las rebajas de verano

La Asociación Vallisoletana de Comercio ha explicado que la campaña de rebajas de verano ha mostrado unas ventas similares a las de la temporada anterior pero sin que se hayan cumplido las expectativas que había a su inicio.

En un comunicado recogido por Europa Press, Avadeco ha calificado la temporada de "difícil", ya que "no se han llegado a cumplir las expectativas fijadas en su inicio", al tiempo que ha estado marcada por un debate en ámbito nacional sobre el modelo de rebajas y la recuperación de las fechas fijas de inicio y finalización.

 

Según los comerciantes las rebajas han perdido sentido al confundir promoción y rebajas, y al permitir el inicio escalonado sin fecha fija, lo que es una de las causas, según Avadeco, de que el 60% de los comerciantes se muestren insatisfechos con el resultado de la temporada de rebajas de verano.

 

El balance final del índice de satisfacción de los comerciantes señala que el 12 por ciento ha quedado satisfecho con las ventas, el 28 por ciento ha calificado su balance de "normal", mientras que el 60 por ciento se considera insatisfecho. En cuanto a la presencia de clientes en los establecimientos, el 11 por ciento ha percibido más que el año anterior, el 34 por ciento, igual y el 55 por ciento, menos.

 

En estas últimas rebajas, según Avadeco, el equipamiento de la persona es "el sector más dinámico", mientras que la ropa y el calzado, son los sectores "con mayor gancho comercial".

 

Por otra parte según los datos de Avadeco, más del 75% de los vallisoletanos consumen durante la campaña de rebajas, un dato que tiende a mantenerse.

 

Asimismo, han incidido en que las rebajas de verano "han estado condicionadas por las promociones del mes de junio, y el adelanto de la fecha de inicio en muchos establecimientos".

 

El sector comercio apunta que la situación de las ventas ya no tiene relación con la crisis, sino que estamos ante un cambio profundo en los hábitos de consumo. Por una parte, han indicado, los consumidores "tienen otras prioridades como salir de vacaciones o el gasto vinculado a las nuevas tecnologías" y además existe la competencia de otros formatos comerciales como la venta por Internet.

 

Respecto a los descuentos medios aplicados durante las rebajas se observa un tendencia de aumento, pero los comerciantes afirman que se encuentran "al límite" con unos márgenes comerciales muy ajustados.

 

El 90 por ciento de los comerciantes indica la necesidad de un cambio en la regulación de las rebajas y promociones, apuntando además que las aperturas dominicales suponen una ventaja competitiva para las grandes cadenas y los centros comerciales, mientras que el 70 por ciento considera la duración "demasiado larga".

 

Los comerciantes reiteran que las rebajas no pueden desaparecer, pues suponen un flujo de atracción de clientes fundamental para el comercio.

 

En relación a la próxima campaña de otoño-invierno, los comerciantes ven unas mejores previsiones, pues el 65 por ciento confía en vender más que la campaña anterior, en base a los datos de recuperación de la confianza del consumidor y los mejores datos de empleo.

 

Noticias relacionadas