Valladolid multiplica por 6'5 su incidencia acumulada en dos semanas... pero los hospitales siguen en riesgo bajo
Cyl dots mini

Valladolid multiplica por 6'5 su incidencia acumulada en dos semanas... pero los hospitales siguen en riesgo bajo

Una persona camina por la calle con una mascarilla FFP2. TRIBUNA

La incidencia acumulada ha pasado de 99 puntos el pasado 30 de junio a 653 este miércoles 14 de julio.

La incidencia acumulada por el COVID-19 en Castilla y León continúa una jornada más con su vertiginoso aumento y se sitúa este miércoles en 762,66 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, 65 más que los 697,77 casos notificados ayer. La tasa a siete días también experimentó un ascenso de más de 20 casos al pasar de los 453,38 registrados ayer a los 473,67 dados a conocer por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León

 

Por provincias, en relación a la incidencia a 14 días, Burgos sigue con la tasa más alta al registrar 1.373,69 casos, seguida por las provincias de Zamora (956,10), Palencia (884,48), León (717,95), Valladolid (653,03), Soria (606,41), Salamanca (590,75), Segovia (424,82) y Ávila (308,88), todas ellas en riesgo muy alto.

 

En la misma situación de riesgo se encuentran las nueve provincias de la comunidad en cuanto a la tasa a siete días, siendo de nuevo Burgos la que anota una mayor incidencia con 941,98 casos, seguida por Palencia (610,03), Zamora (493,59), Soria (442,15), Valladolid (411,99), Salamanca (362,04), León (344,84), Segovia (294,50) y Ávila (251,17).

 

La tasa de incidencia acumulada de casos de COVID-19 en mayores de 65 años también comienza a mostrar un ascenso considerable al pasar, en relación a 14 días, de los 94,83 casos notificados ayer a los 109,34 de hoy, lo que sitúa este indicador en riesgo alto, y al registrar 79,03 casos por cada 100.000 habitantes a siete días, por encima de los 73,49 de ayer, ubicando este dato en el nivel de riesgo muy alto.

 

Aumento en UCI y planta

La jornada de este miércoles también refleja un aumento en la ocupación de camas en los hospitales por pacientes COVID. En las UCI, se pasó del 9,51 por ciento notificado ayer al 10 por ciento dado a conocer hoy por la Consejería de Sanidad, mientras que en planta, el crecimiento de la ocupación de camas es de casi tres décimas, puesto que apunta un 3,51 por ciento por el 3,25 registrado ayer.

 

En las UCI, los hospitales de Burgos registraron un ligero descenso de pacientes al pasar del 20 al 17,78 por ciento. Sin embargo, esta provincia se mantiene en riesgo alto, una ubicación en la que también se encuentra, desde hoy, Palencia, con una ocupación del 20 por ciento en las unidades de cuidados intensivos. En riesgo medio se mantienen Soria (14,29 por ciento), Segovia (12,9 por ciento) y Ávila (11,11 por ciento), mientras que el crecimiento en Valladolid (9,18 por ciento) y León (8,70 por ciento) no hace que todavía salgan del riesgo bajo, en el que también se encuentra Zamora (5,26 por ciento). El hospital de Salamanca es el único que sigue en nueva normalidad con un 1,89 por ciento.

 

Más bajo es el nivel de riesgo en las plantas de los hospitales de la comunidad, dado que solo Burgos (7,28 por ciento) y Zamora (6,39 por ciento) se encuentran en riesgo medio. Palencia (4,33 por ciento), León (3,47 por ciento), Valladolid (2,65 por ciento) y Soria (2,22 por ciento) se ubican en nivel de riesgo bajo y Salamanca (1,5 por ciento), Ávila (1,21 por ciento) y Segovia, esta última sin pacientes COVID en planta, se enmarcan aún en los ratios de la nueva normalidad.

 

La positividad global de las pruebas diagnósticas se sitúa en el 17,27 por ciento y el porcentaje de casos con trazabilidad sigue en descenso hasta el 40,3 por ciento. Por último, el índice reproductivo básico cae hasta 1,20 con Ávila (1,83), Soria (1,5), Palencia (1,34), Burgos y Segovia (1,30) y Valladolid (1,25) por encima de la media autonómica, mientras que Salamanca (1,16), Zamora (0,99) y León (0,9) se mantienen por debajo.

Comentarios

Muñeco 14/07/2021 19:36 #1
La IA acumulada de 14 días se mostró como un indicador excelente en las primeras olas. Era - trístemente - matemático: cuando subía, en poco tiempo subían los ingresos hospitalarios y los fallecidos. Pero ya no es así. Ha entrado el factor de la vacunación - y los que han superado la enfermedad -, y ya se vio en la supuesta "cuarta ola" cómo la IA acumulada y otros indicadores, que alertaban de que se iba a traducir en ingresos y fallecidos, no se cumplía, ya no había un trasvase directo sino un "cuello de botella". Ahora, en la "quinta", mucho menos incluso. Así que querer tomar las mismas medidas con factores completamente distintos es como mínimo un exceso infructuoso de celo, cuando no directamente absurdo. Que se concentren en la vacunación y en el rastreo exacto de afectados, y dejen de matar moscas a cañonazos.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: