Valladolid, la única capital de provincia en la que decrecen los contagios de coronavirus

El Ayuntamiento de Valladolid. JUAN POSTIGO

El vicepresidente de la Junta mostró este viernes su preocupación por el resto de ciudades y no descartó más confinamientos

El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, no descartó este viernes nuevos confinamientos en Castilla y León a la vista de la evolución creciente de los contagios, sobre todo, en las capitales de provincia, pero advirtió de que las medidas restrictivas no se van a limitar sólo al confinamiento y, por ello, exigió iniciativas unitarias para todas las comunidades. 

 

En este sentido, manifestó que Valladolid es a día de hoy la única capital de provincia de la Comunidad que demuestra que sus contagios disminuyen, y recalcó que en el resto de ciudades o están estables o crecen, algo que "preocupa mucho".

 

Igea señaló que la Junta de Castilla y León tiene una estrategia que incluye más medidas restrictivas que el confinamiento, ya que ha sido una herramienta "útil" para hacerle frente al COVID-19 en la inmensa mayoría de los sitios, pero no suficiente. "A esta hay que añadir medidas de restricción del contacto social y eso es lo que la Junta intenta explicar", dijo.

 

En este sentido, afirmó que la Junta trabaja para que haya unas medidas universales que la ciudadanía "las entienda", pero que se adopten de la misma manera en Navarra, La Rioja y Soria, ya que "no tiene mucho sentido que sean diferentes", al estar geográficamente cerca. 

 

El vicepresidente subrayó la importancia de la responsabilidad individual y colectiva y de respetar las medidas de aislamiento para evitar brotes del COVID-19 como el de la localidad de Valdeavellano de Tera. "¿Quién diría que ver un partido de fútbol en un bar puede generar un brote de más de 50 infectados? Esto ha ocurrido aquí. Una paradoja que era tan inocente, que nadie veía como peligroso. Pero esto es así y el virus funciona así y nuestro trabajo pasa por intentar concienciar a la gente", dijo. 

 

El vicepresidente de la Junta, que realizó este viernes una visita institucional a la Delegación de la Junta y la Diputación de Soria, reconoció que "todas las instituciones" han cometido errores, pero el más grave, según trasladan las revistas científicas, fue el de la desescalada rápida.

 

En este sentido, apostilló que la Junta de Castilla y León fue consciente de que la desescalada rápida era un peligro, y añadió que "todavía recuerda cómo se reían de esta decisión". "Ahora no sirve de nada decir que teníamos razón. El virus ha venido para quedarse con nosotros y tenemos que convivir con él. Esto es una pandemia y va a tener sus olas y hasta que no haya un porcentaje de inmunidad suficiente debemos tomar medidas para evitar el colapso del sistema sanitario, que ya vivimos y que algunos parecen haber olvidado", argumentó.

 

Día de Todos los Santos

El vicepresidente de la Junta también se refirió a la nueva orden para evitar las aglomeraciones en los campos santos de la Comunidad autónoma durante el día festivo de Todos los Santos, y resaltó que las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado y la Policía Local evitarán la concentración de personas en los mismos.  Asimismo, alentó a la ciudadanía a que no concentren la visita ese día y lo pospongan a los días posteriores. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: