Valladolid, la provincia con menor caída de población de Castilla y León, perdió 1.732 vecinos en 2016
Cyl dots mini

Valladolid, la provincia con menor caída de población de Castilla y León, perdió 1.732 vecinos en 2016

A. MINGUEZA

Castilla y León es la Comunidad que más población pierde, con 18.657 habitantes menos en 2016.

Castilla y León perdió 18.657 habitantes entre el 1 de enero de 2016 y el 1 de enero de 2017, por lo que su población se sitúa en 2.435.797 personas, con la mayor caída entre las comunidades autónomas -0,76 por ciento menos- según los datos de la Estadística de Migraciones publicada este jueves por el INE y recogida por Europa Press, que revela que en España se ha ganado población, con un 0,19% más.

 

Así, Castilla y León es la comunidad en la que más descendió porcentualmente la población, un 0,76%, al pasar de 2.454.454 habitantes en enero de 2016 a 2.435.797 el 1 de enero de 2017.

 

El descenso de población a 1 de enero de 2017 se ha dado en las nueve provincias de las Comunidad y ha sido más acusado en la provincia de Zamora, al pasar de 181.311 a 178.540 habitantes, lo que supone un descenso del 1,5%. Le siguen en orden negativo la provincia de Ávila, que ha perdido un 1,1% (de 163.650 a 161.730), León, con un -0,98% (de 474.896 a 470.270); y Soria, con un -0,79% (de 90.745 a 90.023).

 

Con caídas menos acusadas que la media (0,76%) se encuentran Palencia, con un -0,73% al pasar de 164.249 habitantes en enero de 2016 a 163.051 el 1 de enero de este año; seguida por Salamanca, con un -0,71% menos (de 338.553 a 336.124); Segovia, con un -0,64% (de 156.359 a 155.350); Burgos, con un -0,62% (de 359.872 a 357.623) y, con el dato menos negativo, la provincia de Valladolid, con un -0,33% (de 524.820 a 523.088 habitantes).

 

 

Por comunidades, el número de habitantes disminuyó durante 2016 en Castilla y León, Galicia, Castilla-La Mancha, Extremadura, el Principado de Asturias, Aragón, Cantabria y La Rioja. Y aumentó en el resto de autonomías, con las Islas Baleares (1,35 por ciento), Canarias (0,92 por ciento) y la Comunidad de Madrid (0,80 por ciento) como las que registraron un mayor incremento.

 

Por detrás de Castilla y León se encuentran Extremadura, con una pérdida del 0,67%; Asturias, con -0,62%; Castilla-La Mancha, con -0,42%; Galicia, con -0,35%; Cantabria, con -0,18%; Aragón, con -0,11%; y La Rioja, con -0,05%.

 

Por debajo de la media nacional aunque con incrementos se encuentran la Comunidad Valenciana, con un 0,05% más; Andalucía, con +0,07% y País Vasco, con +0,19%.

 

SALDOS

 

En cuanto a otros datos, en Castilla y León el saldo migratorio interior -personas que salen de la Comunidad con destino a otros lugares de España menos los que vuelven- ha sido de -7.569, mientras que el saldo migratorio exterior ha sido positivo, con 611 personas más que han llegado a Castilla y León que las que se han ido.

 

El crecimiento vegetativo -nacimientos menos defunciones-, dato que ya se conocía, durante 2016 ha sido de -11.698.