Valladolid invertirá 600.000 euros para reabrir el Parque Juan de Austria

El Parque Juan de Austria. D.Á.

Para el área de Medio Ambiente este era un proyecto "prioritario", después de diez años aproximadamente de haber estado cerrado para los vecinos.

La Concejalía de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Valladolid invertirá un total de 600.000 euros en la reapertura del Parque Juan de Austria, que volverá a abrir sus puertas a todos los vecinos tras diez años cerrado.

 

La concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, y la paisajista e ingeniera agrícola, Boriana Christina han presentado en la mañana de este viernes el proyecto del nuevo parque, cuyo plazo de ejecución está fechado para finales de 2018, según ha indicado el Consistorio a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Para el área de Medio Ambiente este era un proyecto "prioritario", después de diez años aproximadamente de haber estado cerrado para los vecinos. Desde el Área se ha diseñado un espacio de acceso general y abierto a todos los vallisoletanos, una zona verde, de disfrute, sostenible, que va a girar en torno a tres ejes fundamentales articulados con las zonas colindantes: ciencia, naturaleza y arte.

 

El eje de la ciencia apunta al Museo de la Ciencia y contará con una colección botánica, juegos de agua y arena y jardín vertical, entre otras cosas.

 

Por otro lado, el eje de la naturaleza señala al río Pisuerga y albergará un aula verde al que los escolares puedan acudir a aprender sobre temas medio ambientales, un hotel de insectos, un mirador, árboles en flor y distintas plantas autóctonas.

 

En tercer lugar, el eje del arte se dirige hacia el Auditorio Miguel Delibes. Un espacio que albergará una fuente interactiva, con el objetivo de que los vecinos puedan refrescarse en épocas de calor, además se instalará un muro verde que se podrá usar distintas proyecciones.

 

ASAMBLEA CON LOS VECINOS

 

Asimismo, Sánchez ha anunciado que el próximo 6 de junio, se celebrará una asamblea con los vecinos de la zona, en el Centro Cívico Juan de Austria para que puedan aportar ideas a este nuevo proyecto.

 

Otra de las novedades, es que casi todas las zonas del proyecto tendrán reducidas necesidades hídricas. Además, contará con un espacio central drenante que recogerá las aguas de la lluvia que irán a un pozo para ser usado como agua de riego, también se plantarán muchas especies autóctonas más resistentes a la sequía.