Cyl dots mini

Valladolid intentará evitar rebrotes de coronavirus por medio de análisis de agua

Comienza el muestreo de aguas residuales en la EDAR de Valladolid para el estudio epidemiológico de COVID-19 - AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID

Valladolid ha sido de las ciudades seleccionadas para este proyecto piloto del Ministerio de Sanidad y el de Transición Ecológica y este domingo se han recogido las primeras muestras

La concejal de Medio ambiente y Desarrollo Sostenible, María Sánchez, ha visitado este domingo la planta de la EDAR de Valladolid junto con el gerente de Aquavall, Pedro Arroyo, y técnicos de Tragsa, con motivo del comienzo de la toma de muestras de aguas residuales para el estudio epidemiológico del COVID-19.

 

Esta recogida de muestras de aguas residuales parte de una colaboración del Ayuntamiento con el Ministerio de Sanidad y el de Transición Ecológica así como con la Junta de Castilla y León, tras ser seleccionada Valladolid para iniciar este muestreo que tiene como objetivo la prevención de posibles brotes de COVID-19. Durante las últimas semanas se viene trabajando en esto entre las distintas administraciones protocolizando los procesos a seguir.

 

Gracias a la información que se derive de los análisis de las aguas residuales se podría tener una mejor y mas rápida capacidad de actuación en caso de ser necesario. María Sánchez ha presenciado cómo el personal de Tragsa ha realizado los análisis, que en Castilla y León se llevarán también a cabo en Soria y con Segovia en reserva.

 

Primero se revelarán los resultados del muestreo que se realiza desde la semana pasada todos los domingos en horario de mañana, dado que la mayor carga residual de las aguas llega a la planta a primera hora. A partir de entonces, se compararán los datos de una semana a otra para ver si incrementan las trazas de carga viral del coronavirus.

 

"Los técnicos toman primero muestras en la zona de salida del agua, donde no esperan encontrar rastro del virus, porque el instrumental, aunque lo desinfecten, tiene menos contacto con las aguas residuales puras de la entrada que es el segundo lugar donde se toman las muestras", ha explicado Sánchez.

 

Este tipo de análisis ya se está realizando en otras ciudades y en otros países y permite comparar cómo evoluciona la pandemia. Además, ofrecen información que puede ser muy valiosa ya que las aguas residuales, aparte de para la búsqueda de COVID-19, también pueden ser analizadas para obtener otro tipo de información como resultados que puedan arrojar sobre otro tipo de virus o drogas, entre otros.

 

La concejal ha incidido en que la idea fundamental es que cuando pasen unas semanas y se puedan ver los datos generales de toda la ciudad, si se observa que se incrementa la carga viral el Ministerio lo que tiene previsto es afinar y tomar muestras por zonas, pudiendo analizarse las aguas residuales de un determinado barrio y analizando las aguas del colector. "Esperemos que no haya rebrotes pero este tipo de muestreo nos ayuda a adelantarnos a los posibles problemas", ha señalado la concejal.

 

Por su parte el gerente de Aquavall, Pedro Arroyo, ha indicado que el sistema de tratamiento de la estación depuradora de aguas residuales está diseñado inicialmente para la eliminación de un tipo de contaminantes muy específicos.

 

Ahora, para poder tratar este tipo de contaminante viral que ha surgido ahora con el COVID-19 tendrán que evaluar cómo de efectivo es para eliminar también este tipo de virus u otros como antibióticos u otro tipo de medicamentos, incluso microplásticos. Con estos análisis se testa la eficacia del sistema para tipos de contaminantes no contemplados inicialmente y, en función de los resultados, se vería qué tipo de tratamientos adicionales tendrían que ejecutarse.

 

Las muestras que se irán recogiendo en los distintos lugares seleccionados en todo el Estado serán analizadas en laboratorios en Murcia y Alicante utilizando los mismos parámetros en todos los casos para poder establecer las comparativas necesarias.

Noticias relacionadas