Valladolid implantará una aplicación móvil para gestionar las zonas de aparcamiento de carga y descarga
Cyl dots mini

Valladolid implantará una aplicación móvil para gestionar las zonas de aparcamiento de carga y descarga

El Ayuntamiento de la capital apuesta por la "optimización" de la distribución urbana e interurbana de mercancías con el aumento del comercio electrónico.
 

El Ayuntamiento de Valladolid tiene previsto implantar "en unas semanas" un nuevo sistema de control del uso de los estacionamientos de Carga y Descarga, que se extenderá también a las plazas reservadas para vehículos eléctricos y para personas con discapacidad, mediante una aplicación móvil.

 

Así lo ha avanzado este viernes la concejal de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez, en una rueda de prensa que ha ofrecido para dar detalles sobre los estudios que ha llevado a cabo el Ayuntamiento, en colaboración con empresas y otras administraciones, sobre movilidad sostenible.

 

Como resultado de uno de ellos, dentro del proyecto europeo Cencyl+ para el transporte de mercancías en Castilla y León y las regiones centro y norte de Portugal, se ha llegado a conclusiones como que se deba trabajar en que la Distribución Urbana de Mercancías (DUM) se organice de tal manera que "comparta el espacio" y no lo "dispute" con otros medios de movilidad como el transporte privado, el público o los peatones y bicicletas.

 

Uno de los medios para lograrlo puede ser la regulación la distribución urbana e interurbana de mercancías con medios racionales e innovadores, y en ello se engarza el desarrollo de una aplicación móvil para la gestión de la carga y descarga.

 

Así, uno de los tres estudios llevados a cabo en el marco del grupo de trabajo de logística y transporte de la Red Cencyl+ permitirá el desarrollo de una Plataforma de Parking Inteligente basada en una aplicación móvil para la gestión de las zonas de carga y descarga de la ciudad.

 

La plataforma de aparcamiento inteligente 'DUMinVAL', como ha apuntado Chávez, se comenzará a implantar "en unas semanas" y durante un tiempo coexistirá con el actual sistema de las zonas de Carga y Descarga mediante el conocido 'disco' de control horario.

 

Pero el objetivo es que el nuevo sistema "inteligente" reemplace al actual, que está gestionado por Centro de Movilidad del Ayuntamiento de Valladolid, entidad que también participa en el desarrollo de la nueva aplicación, que también se hará extensiva para las plazas de aparcamiento de vehículos eléctricos y a las reservadas personas con movilidad reducida.

 

En las últimas semanas se han realizado pruebas y Chávez ha apuntado que el sistema "funciona", por lo que en breve se comenzará a difundir entre los potenciales usuarios y se instalará señalización en las zonas de Carga y Descarga con códigos QR.

 

Los transportistas y empresas del sector deberán darse de alta en la nueva aplicación, con un perfil de usuario y en ella se deberá registrar previamente la zona que se quiera utilizar y el horario previsto para ello, dentro de los tramos permitidos para esta actividad. El trabajador, al llegar a la zona de estacionamiento, captará el código QR o introducirá uno numérico para que el sistema geolocalice la ubicación y quede constancia de que la plaza se encuentra ocupada.

 

Con ello se podrá saber en todo momento cuantas plazas hay ocupadas y libres en las zonas reservadas, cuanto tiempo se puede utilizar y también dará información a la Policía Municipal para el control del adecuado uso de la Carga y Descarga. Igualmente, el Ayuntamiento obtendrá datos de primera mano para mejorar y adaptar este sistema a las necesidades de los trabajadores y de los ciudadanos, por lo que se abre la puerta a una posible modificación de los horarios en función de los datos que se obtengan.

 

Chávez ha subrayado que cree "necesario adaptarse a los tiempos, y conocer el comportamiento de los ciudadanos para satisfacer sus necesidades" en una época en la que los hábitos de movilidad cambian con velocidad, como consecuencia, por ejemplo, del cada vez mayor uso del comercio online.

 

Además, gracias a los resultados obtenidos en estos estudios, se pretende reducir la huella de carbono del sector del transporte en el medio ambiente, paliar los efectos del cambio climático y promover un desarrollo sostenible de la ciudad.

 

SIETE CIUDADES DE ESPAÑA Y PORTUGAL

 

Los estudios tienen la particularidad de que están hechos para Valladolid pero sirven como "referencia" para otras ciudades que forman parte del proyecto europeo de cooperación transfronteriza Cencyl+, como Salamanca y Ciudad Rodrigo, en España, y Guarda, Viseu, Coímbra, Figueira da Foz, y Aveiro en Portugal, así como la Asociación Castilla y León Logística (CYLOG), y las Administraciones Portuarias de Aveiro, Figueira y Leixoes.

 

El segundo de los estudios se dedicó a la caracterización de distribución urbana de mercancías. "Busca la plena integración de los flujos de carga y descarga de la ciudad de Valladolid, de modo que los bienes lleguen a los ciudadanos del modo más eficaz posible", ha explicado la edil.

 

Para mejorar estos flujos se han tenido en cuenta los puntos de vista ambiental, de tráfico para mitigar efectos negativos que puede producir la distribución de mercancías, las infraestructuras por la adecuación de la oferta y la demanda, así como una mejora de la accesibilidad en zonas el centro de la ciudad; y la normativa, para establecer un marco normativo para el desarrollo de la DUM.

 

Una vez analizado el sistema de la DUM en la ciudad se ha planteado una estrategia de reorientación con el objetivo de eliminar las debilidades y explotar las oportunidades del sistema. Algunas de las medidas son la implantación de otros métodos de gestión como los centros de distribución urbana, puntos de recogida, logística 'verde', carriles multiuso y/o distribución en horas 'valle'; la colaboración público privada para la promoción de la compra de vehículos menos contaminantes; el mejor control del estacionamiento de los vehículos comerciales, mejora de la señalización e implantación de regulaciones de acceso; la utilización de nuevas tecnologías, en lo que entraría la aplicación móvil, o el software de optimización de rutas.

 

Finalmente, el tercer estudio aborda la Distribución Interurbana de Mercancías que tiene la ciudad como destino u origen. Para ello, se han definido las principales zonas logísticas de la provincia y las que abarcan los flujos nacionales e internacionales.

 

Como aspecto innovador, se ha aplicado la tecnología 'Big Data' sobre los datos registrados por las redes móviles para identificar y contabilizar todos los desplazamientos, en vez de las tradicionales encuestas de movilidad y conteos manuales de tráfico. Además, una plataforma accesible por Internet ha recogido todos los datos, a través de un proceso automatizado, para obtener todos los viajes entre cualquiera de las zonas identificadas y cómo se distribuyen los flujos de tráfico en cada una de las principales vías de comunicación con Valladolid.

 

El análisis de estos datos obtenidos permitirá establecer estrategias de organización de la logística en la ciudad, para el beneficio tanto de ciudadanos como transportistas.