Valladolid estrena un espacio inclusivo en el Carrefour de Parquesol con objetos extraviados en aviones y aeropuertos

El local, cedido de forma gratuita por Carmila, será regentado por dos mujeres de más de 45 años con una incapacidad física, en este proyecto de Envera.

El Centro Comercial Carrefour de Parquesol cuenta desde este jueves con una tienda diferente y especial. Se trata de un espacio inclusivo nacido "para poner en valor las habilidades de las personas con discapacidad", dentro de un poyecto llevado a cabo por Envera. La compañía Carmila también ha puesto de su parte, cediendo el local de forma gratuita, en el que se podrán adquirir objetos extraviados en aviones y aeropuertos que han sido enajenados una vez transcurrido el plazo legal establecido para su reclamación.

 

De esta manera, los clientes pueden comprar zapatos, playeras, paragua, maletas, figuras, cochecitos de bebé, gafas de sol, carteras, gorras, sombreros... y así colaborar con el proyecto social de Envera. En el acto estuvieron presentes el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el anterior Director General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad y diputado por Valladolid en el Congreso, Ignacio Tremiño. Entre los dos bromearon al ver camisetas de fútbol: "Hay que perder alguna del Real Valladolid".

 

A Puente también le llamaron la atención unos palos de golf. "Estaba mirando esta bolsa porque soy golfero", comentó con una sonrisa. El regidor consideró que "tendrá éxito porque hay objetos nuevos a un precio razonable". "Es un proyecto hermoso", aseguró.

 

Conoció a Silvia y Martina, las dos empleadas de la tienda, que tienen más de 45 años y una incapacidad física, por lo que también destacó la apuesta de Envera por ellas. "Tienen una vulnerabilidad muy grande y para ellas supone una oportunidad", afirmó.

 

Para la directora de la Fundación Carrefour, María Cid, esta inauguración supone "abrir una puerta a la sociedad para compartir experiencias". "Contamos con tres locales cedidos de forma gratuita", apuntó.

 

Mientras, el presidente de Envera, José Antonio Quintero, se mostró "ilusionado" y espera que sea "un éxito, como ya lo es en Madrid". Además, Tremiño apuntó que esta acción "normaliza la vida de las personas con discapacidad y las acerca a la realidad".