“Valladolid es una parte importante en mi vida porque fue aquí cuando comenzó mi colaboración en El Larguero”
Cyl dots mini

“Valladolid es una parte importante en mi vida porque fue aquí cuando comenzó mi colaboración en El Larguero”

El locutor gallego radiofónico Pepe Domingo Castaño se pasa por Tribuna Valladolid para sincerarse sobre varios asuntos en los que está inmerso aprovechando la firma de su libro titulado ‘Hasta que se me acaben las palabras’

“¡Hola, hola! Comienza… Tiempo de Juego. El de los goles, el de la emoción, el del espectáculo, el de siempre, el clásico, el único, el veterano, el del sonido imprescindible… el de la Cadena… COPE…”. Así comienza cada programa el locutor gallego Pepe Domingo Castaño para dar el pistoletazo de salida a una nueva entrega de Tiempo de Juego, programa en el que está desde el 27 de marzo de 2010 tras su paso por la Cadena SER, emisora que le vio crecer profesionalmente.

 

Con el paso de los años, el micrófono azul ha pasado a formar parte de su vida y, tanto es así, que morirá "con el puesto”. Con todo y con ello, Pepe ha pasado por Tribuna Valladolid para no solo hablar de la radio, sino de la vida y del futuro que sigue sin aclararlo del todo porque se sienta al lado de sus compañeros y vuelve a cambiar de opinión, ya que la “ilusión”, a sus 79 años, la mantiene.

 

ÁMBITO PERSONAL

 

PREGUNTA: ¿Qué tal se encuentra en estos momentos? Se cumplen dos años del inicio de la pandemia y de su susto “que nos llenó de oscuridad” como relata en el libro

RESPUESTA: Me encuentro mejor que nunca. Estoy asombrado de la capacidad de aguante que tengo. Desde que saqué el libro, soy una persona mucho más joven, mucho más ilusionada y mucho más feliz. Tengo todavía algún pequeño problema de respiración, pero es muy pequeñito.

 

RADIO Y PERIODISMO

 

P: ¿Fue la radio uno de los motivos para poder ver la luz al final del túnel?

R: Sí, porque pensé que si no tenía voz, era imposible recuperarme. Cuando fui a un otorrino, me dio una serie de ejercicios que creo que me perjudicaron. Por eso, decidí no hacerle caso. Me dediqué a hacer lo que hacía: salir de juerga, tomar cubatas con mucho hielo… Quise hacer mi vida. Y, parece mentira, pero, por todo eso, me recuperé. Cuando volví a la radio y me dieron ese aplaudo tan brutal, me di cuenta lo importante que es la radio en mi vida. Si me falta la radio, me falta todo.

 

P: ¿Cómo ve la salud de la radio?

R: La veo muy bien porque es muy lista. Nunca se queda atrás. Cuando vino la tele, mejoró. Dio un paso hacia adelante para equipararse a la tele y para que no le robaran el sitio. Fue más rápida y más verídica porque nunca miente. La radio ha incorporado el Twitch, el TikTok y lo ha hecho suyo… Tiene un gran futuro y está viviendo un momento espléndido.

 

P: ¿Cree que perjudican o benefician los avances tecnológicos para la radio? ¿Está inmerso en un proceso de adaptación para el medio?

R: Beneficia. Creo que cambiará la forma en la que la gente escuche la radio. Tiempo de Juego, por ejemplo, en podcast no tiene razón de ser porque es vivo, vital… Pero, El Partidazo, en ese formato, lo está escuchando mucha gente.

 

P: Como amante de la radio, ¿en qué aspectos cree que le ha ayudado a lo largo de su vida?

R: La radio ha hecho mucho más por mí, que yo por ella. Cuando decidí irme de una empresa para meterme en la radio, cometí una locura. Pero, bendita locura. En Santiago, pensé en mis sueños que quería hacer como El Gran Musical, el Carrusel… Por eso, me fui a Madrid. Lo hice por la radio.

 

P: ¿Qué habría hecho Pepe Domingo en otra vida sin su radio?

R: En esa vida, quizás, estaría en Radio Cielo o en Radio Paraíso… Y, en la mía, me podría haber dedicado a la música, pero me acojoné. En América, un empresario me puso un talón firmado por él diciéndome que ponga la cantidad de dinero que quisiera… No estaba preparado porque significaba dar ese paso para dedicarme a la música como Julio Iglesias. Le dije que no. Lo que me gustaba era la radio.

 

P: ¿Cómo ve el periodismo actual?

R: Ahora, veo al periodismo muy mal porque una de las grandes cosas que tiene el periodismo es la verdad y estamos mintiendo a los lectores por intereses económicos, políticos…

 

P: ¿Y el deportivo?

R: Va mejor, pero se acepta que un comentarista pueda ser del Barcelona o del Madrid. Creo que no es lo ideal porque pierdes objetividad. La gente tiene que ser independiente. En mi caso, no podría opinar sobre el Dépor porque es mi equipo… Las bufandas y las banderas nos son buenas ni en la política, ni en el deporte.

 

P: ¿Cree que llegan bien preparadas las nuevas generaciones?

R: Sí, porque han estudiado. No estudié periodismo y lo estoy haciendo, aunque la publicidad no tenga nada que ver. No digo lo que tienen o lo que no tienen que estudiar, pero están preparados.

 

LIBRO

 

P: En el libro, cuenta cómo ha sido su vida y su trayectoria profesional mediante anécdotas. ¿Cree que hay algo que le ha faltado por contar y que ha preferido no hacerlo?

R: Hay cosas que no se deben contar. Por ejemplo, mi historia amorosa. No tiene que estar en el libro porque, como buen caballero gallego, se debe quedar para ti. Tampoco he contado la gente que me cae muy mal porque algunos ya no viven… El resto me lo he guardado.

 

P: ¿Le afectan las críticas que pueden surgir a raíz de todo lo que cuenta?

R: Sí que me afectan. No leo, por ejemplo, Twitter porque sé que hay gente que no piensa a la hora de escribir. Si le caes mal, es capaz de hacerte sufrir con las palabras que escribe. Por eso, prefiero no hacerlo. Pero, sé de dónde vengo y a dónde voy. No me van a cambiar ni los elogios, ni las críticas.

 

P: ¿El libro ha servido para que se deshaogue? Por ejemplo, en el capítulo que dedica a la salida de la Cadena SER…

R: Sí, porque la primera parte la escribí hace 20 años y la escribí porque lo necesitaba. Ese día empezó a salirme todo. Mis dedos no daban abasto. Tenía algo dentro que tenía que echar. Me costó más escribir la segunda parte porque eran cosas más recientes y es más difícil novelarlas.

 

VALLADOLID

 

P: ¿Qué recuerdos tiene de Valladolid?

R: Valladolid es una parte importante en mi vida porque fue aquí cuando comenzó mi colaboración en El Larguero. Empezaba la vuelta ciclista en Valladolid y vine, de camino, con José Ramón que me dijo que tenía ganas de que le escribiese algo para el programa.

 

Le propuse que me encargaría del comentario final resumiendo todo. Me comentó que era buena idea. Realmente, en Valladolid, empezó lo que hice un montón de años en El Larguero. Siempre que vine es por la vuelta ciclista. Mi mujer, además, tiene familia aquí.

 

RETIRADA

 

P: ¿Ve lejos ese día?

R: No lo sé. Hay días que me levanto y digo que lo dejo porque creo que son ya muchos años y la gente estará harta de mí. Pero, luego, llego a la radio y veo a Paco, a Lama y no puedo dejar a esa gente sola… Paco me dice, cada vez que saco el tema, que no quiere saber nada. Tendré que seguir hasta que se me acaben las palabras.

 

Sigo teniendo ilusión. Ahora, nos vamos a ir a Londres y es una locura. Un día, me preguntó una chica, creo que de broma, que por qué no iba  a firmar el libro allí. Pero… ¿hay gente en Londres que quiera que vaya? Hablé con la editorial y dije que invitaba a todo el equipo de Tiempo de Juego que estaba en la careta, a todos los que nombro, que son 25. Ya están los billetes reservados y el hotel…

 

P: ¿Qué idea o proyectos tiene en mente cuando lo decida?

R: No tengo nada en mente porque moriré con el micrófono puesto.

Comentarios

COPP€ 15/03/2022 22:49 #1
Qué plasta eres, Pepe!!! Fúmate un purito y jubílate ya!!!

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Noticias relacionadas