Valladolid es la ciudad española donde más ciudadanos se mueven a pie en sus desplazamientos

Calle Mantería de Valladolid. ELENA TEJEDOR

Los vallisoletanos son los españoles que menos utilizan el móvil mientras conducen. El 70% niegan esta peligrosa práctica. 


 

 

FICHA TÉCNICA

 

Universo: ciudadanos de las 17 principales capitales españolas de todas las Comunidades Autónomas (excepto en el caso de Extremadura, en el que en lugar de Mérida se ha realizado el estudio en Badajoz) y las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona.

 

Muestra: 3.100 entrevistas. Error muestral: +/- 1.8%.

 

Fecha del trabajo de campo: junio 2016.

 

Técnica de trabajo de campo: Online a través de panel de internautas.

 

Perfil del entrevistado: 49% hombres, 51 % mujeres. Edad: 18% 18-30; 28% 31-45; 36% 46-60; 18% 61+. Perfil acotado también por ámbito geográfico, nivel de estudios y miembros del hogar.

 

Estructura de la muestra: La muestra ha sido configurada siguiendo criterios geográficos y de edad de los entrevistados.

 

Los vallisoletanos son los españoles que se desplazan con mayor frecuencia a pie, con un 51% muy por encima del dato nacional que se sitúa en el 39%. El 66% utilizan el coche y el 42% el autobús. Pero, ¿por qué utilizamos estos medios de transporte? Por comodidad. De hecho, la comodidad (69%) influye a los vallisoletanos mucho más que otros factores como el ahorro (10%) o la ecología (2%). 

 

En el último año ha aumentado el número de ciudadanos que admiten utilizar el móvil o smartphone mientras conduce. Sin embargo, Valladolid es la capital donde menos personas lo hacen, un 24% frente al 30% nacional. La mayor parte de los vallisoletanos que lo utiliza, el 96%, asegura que lo hace con manos libres, pero más del 4% reconoce utilizarlo para hacer llamadas y enviar mensajes de Whatsapp. Además, el 70% de los encuestados vallisoletanos utilizan aplicaciones telemáticas para evitar atascos, ahorrar combustible o aumentar su seguridad (por encima del 67% de los españoles).

 

Y ese no es el único cambio que el avance de la tecnología ha propiciado en la movilidad: más de la mitad de los vallisoletanos encuestados (53%) ya han compartido coche gracias al gran impulso de las aplicaciones que lo promueven en los últimos años, y el 15% lo hacen habitualmente. ¿Los motivos? El primero, con gran diferencia, ahorrar (70%), seguido por la comodidad (20%) y la reducción en el impacto medioambiental (10%). ¿Y quiénes lo hacen? Sobre todo, los más jóvenes. 

 

Si estuviese prohibido acceder al centro de la ciudad en coche, casi la mitad de los ciudadanos (49%) accederían a pie, medio seguido de aquellos que lo harían en autobús, con un 41%. Algunas de las propuestas que se han barajado como solución al problema de la movilidad en las grandes ciudades, y que se han planteado en el Foro de Movilidad, como el pago por acceder al centro de la ciudad o la posibilidad de utilizar el transporte público de manera gratuita, no cuentan con una gran aceptación por parte los vallisoletanos. De hecho, el 20% de los ciudadanos de Valladolid seguiría desplazándose a pie, aunque el transporte fuese gratuito, el dato más elevado de las capitales de comunidad autónoma encuestadas. Además, el 64% se declara en contra de pagar por acceder al centro de la ciudad en vehículo privado.

 

 

Nuestra manera de desplazarnos cambiará en los próximos 10 años. Así lo afirman tanto los expertos como el 53% de los encuestados por el Foro de Movilidad en Valladolid. Y más del 63% de ellos creen que el coche eléctrico es la solución ideal para la movilidad en las ciudades.

 

Al 73% de los encuestados vallisoletanos les gustaría utilizar un coche eléctrico, aunque nunca lo han hecho. Y es que sólo 5 de cada 100 vallisoletanos lo han utilizado alguna vez. En general, la principal desventaja que se percibe en el vehículo eléctrico en comparación con el de combustión es la inexistencia de la red de recarga (64%), seguida de la autonomía (58%) y la percepción de un elevado coste (24%).

 

Rocío Carrascosa, Directora del Foro de Movilidad y CEO de Alphabet, asegura que “la próxima década nos ofrecerá cambios significativos en los vehículos con los que nos moveremos. La conectividad, el impacto medioambiental y mayores prestaciones como la conducción autónoma marcarán sin duda la movilidad el futuro".

 

Otro de los pasos urgentes que, según estos resultados, hay que dar en nuestras ciudades es la adaptabilidad. Sin embargo, Valladolid es la capital más adaptada, según sus ciudadanos. 4 de cada 10 consideran que su ciudad cumple los requisitos de adaptabilidad para personas con movilidad reducida, cuando a nivel nacional sólo lo piensan 3 de cada 10.