Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

Valladolid es la ciudad de Castilla y León con más socios de Médicos Sin Fronteras

Ana Tomás, delegada de MSF en Castilla y León, y Javier Atienza, médico de MSF durante la presentación de la Memoria anual en Valladolid. ÁNGEL PISANO

La organización ha presentado en la mañana de este miércoles en la capital castellana su Memoria anual.

Ana Tomás, delegada de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Castilla y León, ha presentado en la capital castellana junto a Javier Atienza, cirujano de la organización nacido en Valladolid, la Memoria anual de la organización. Además, también han hecho un balance acerca de las actividades llevadas a cabo durante el 2018.

 

MSF cuenta con más de medio millón de socios y colaboradores, de los que 24.840 están en Castilla y León. Por provincias la distribución es la siguiente: Valladolid 6.796, León 4.642, Burgos 4.028, Salamanca 2.667, Segovia 1.556, Palencia 1.450, Ávila 1.331, Zamora 1.276 y Soria 1.094.

 

Este hecho provoca que el 99% de los ingresos de MSF sea de procedencia privada, siendo la gran mayoría de particulares. “Gracias a esto podemos hacer lo que hacemos de forma independiente, sin ningún tipo de presión política para poder decir dónde, cómo y por qué”, recalcó Ana Tomás.

 

La organización sin ánimo de lucro ha publicado en su Memoria que han gastado 204 millones de euros durante el año 2018, lo que supone un 3% más que en el año 2017. Además, MSF España hizo más de 2 millones de consultas externas.

 

Ana Tomás ha señalado que han aumentado “el número de personas atendidas en todos los proyectos” que tienen. Del mismo modo, aseguró que “el objetivo es salvar la vida de personas en situación crítica”. “Todo esto es gracias a que conseguimos reaccionar con rapidez y dar asistencia en lugares prácticamente imposibles de acceder, donde nadie más puede, se atreve o consigue entrar”, explicó.

 

A pesar de que en 2018 las emergencias no fueron muy mediáticas, los conflictos no cesaron en Yemen, Camerún, República Centroafricana, República Democrática del Congo u Oriente Medio. La delegada de MSF en Castilla y León ha manifestado que han estado presentes en un total de 28 países diferentes, en los que prestaron asistencia médico-humanitaria.

 

La representante de MSF ha señalado también que son “gente tozuda” que van a seguir “ahí, donde la gente más lo necesita”. De igual manera ha querido agradecer la ayuda de todos los socios y colaboradores de la organización, ya que todas estas actividades que desempeñan son gracias a ellos.

 

Seguidamente, Javier Atienza,  nacido en Valladolid y cirujano de MFS, ha contado como ha sido su experiencia en Camerún, de donde ha vuelto hace apenas un mes y medio. El médico ha explicado que allí o tienes dinero para pagar o no te operan. En caso de no poder hacer frente a la cuantía económica o no te atienden o te dan la asistencia mínima.

 

Este último año la situación en Camerún ha ido empeorando por la Guerra Civil en la que están inmersos según el cirujano vallisoletano. “Lo fundamental es que MSF actúe como organización neutral y tratemos a ambos bandos”, manifestó.

 

Javier Atienza ha denunciado que la criminalización de la ayuda humanitaria ha llevado a que cada vez sean más “objetivo de todos” y las pruebas están en los bombardeos a los hospitales. “No sé ha sido pequeños fallos suyos o culpa nuestra, que construimos debajo de sus misiles”, ironizó.

 

AYUDA HUMANITARIA EN EL MEDITERRÁNEO

 

“Nadie quiere marcharse de su país a no ser que no le quede otra opción”, ha señalado el cirujano, que también ha puntualizado que en el mediterráneo lo importante “son las personas que tienen que irse de sus casas”.

 

Si bien es cierto que existen mafias que aprovechan para sacar beneficio económico con el tráfico de personas, pero Javier ha asegurado que “ojala se luchara más contra ellas”, pero “que haya una mafia detrásno quiere decir que tengamos que dejarles “ahogarse en el mar”.

 

Ha reivindicado que se deben tomar medidas y que tiene que haber acuerdos con países intermediarios como Libia o Túnez. “No se puede permitir bajo ningún modo que las mafias hagan su negocio y dejar que mueran en el mediterráneo, declaró.

 

Ana Tomás ha señalado con respecto al discurso político anti inmigratorio de algunos líderes o gobiernos que lo que hacen desde MSF “es legal” y que “rescatar a la gente que está ahogándose en el mediterráneo” está dentro del “derecho internacional y en la unión marítima”. “Ese discurso no puede ser posible en la Europa en la que estamos”, aseguró.

 

Por último, la delegada en Castilla y León de MSF, ha explicado que la gente les contaba que habían sido extorsionados y que habían sido torturados “con palos, con pistolas e incluso con plástico líquido”. “Estamos ahí porque la Unión Europea no está cumpliendo con su responsabilidad”, concluyó.

Comentarios

Ari 29/08/2019 12:43 #1
Yo me di de baja de MSF cuando empezaron a colaborar con barcos negreros.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: