Valladolid, entre las siete ciudades españolas con los precios del aparcamiento más barato

El coste medio de la estancia es de 1,30 euros a los 48 minutos, 3,03 euros a los 120, y 7,36 euros a los 300, por debajo de la media nacional, según un informe de la OCU. 

Valladolid se encuentra en las siete ciudades españolas con los precios del aparcamiento más barato. Así lo ha relevado un informe de la OCU, que ha visitado más de 230 parkings en 27 urbes del país para hacer una comparativa entre el precio y el espacio de los distintos estacionamientos.

 

Con los datos obtenidos, observamos que Valladolid se cuela como una de la ciudades con los pecios más asequibles, con un precio medio de la estancia de 1,30 euros a los 48 minutos; 3,03 euros a los 120; y 7,36 euros a los 300. La ciudad de Castilla y León se encuentra bastante por debajo de la media nacional, cuyo precio del aparcamiento es 1,78 euros a los 48 minutos; 4,16 euros a los 120; y 10,01 euros a los 300 minutos.

 

Las urbes con mejores condiciones económicas para los usuarios son Albacete (1,16€; 2,15€; 4,63€), Alicante (1,18€; 3,00€; 7,39€) y Gijón (1,19€; 2,96€; 7,42€). Y en las que los conductores tendrán que rascarse el bolsillo si quieren aparcar su coche en uno de sus parkings son Madrid (2,61€; 5,90€, 14,53€), Barcelona (2,41€; 5,86€; 14,19€) y Valencia (2,47€; 5,73€; 13,81€).

 

Aparte de las estadísticas más o menos curiosas, el informe de la OCU -que incluye aparcamientos municipales y privados, así como los de centros comerciales, aeropuertos y estaciones- revela que los precios de los parkings siguen en alza a un ritmo que dobla al del IPC en la última década. De media un 22 % para periodos de 48 minutos, un 28 % para las de 120 minutos y un 27 % para los de 300 minutos.

 

Además, en uno de cada tres estacionamientos te costará salir del coche debido a que las plazas son demasiado estrechas para los modelos actuales de vehículos. El informe afirma que no existe una legislación estatal sobre dimensiones mínimas y que la norma se limita a señalar que los aparcamientos deben ofrecer “espacio suficiente”. “En menos de la mitad de los parkings se estaciona con comodidad”, especifica.

 

Una primera conclusión, que explica el estudio, es que los garajes privados tienen tendencia a ser más caros que los públicos para estancias cortas, pero las tarifas se van igualando a medida que el tiempo se alarga, con precios medios muy similares.

 

“Aunque el cobro por bloques de tiempo (un cuarto de hora, media hora) es ahora una práctica residual que hemos detectado solo en seis parkings, sigue siendo bastante común que la tarifa para los primeros minutos de estancia sea más alta”, detalla el informe.

 

La OCU también se ha dado cuenta de que la información de dos tercios de los parkings visitados no muestra bien sus tarifas. “En el 42 % de los parkings, cuando el usuario consigue ver lo que le van a cobrar, le es muy difícil o imposible salir sin pagar y en otro 25 % de ellos no es imposible, pero sí complicado retroceder. En total, dos de cada tres aparcamientos no informan bien a sus usuarios antes de contratar, como exige la normativa”.