Valladolid cuenta con maceteros y bolardos en calles peatonales aunque algunas permiten el paso de coches

El Ministerio de Interior recomendó a todos los ayuntamientos de las grandes ciudades españolas colocar estas medidas de prevención, con el objetivo de promover una mayor seguridad tras los ataques terroristas.

Valladolid ha seguido el ejemplo de las grandes capitales del país, aumentando en la zona céntrica de la ciudad maceteros y bolardos que intensifiquen la seguridad con respecto a la afluencia de viandantes.

 

Entre las medidas preventivas y de protección, se ha incluido la disposición de mecanismos de interposición física en los principales accesos a aquellos lugares de tránsito peatonal que fueron especialmente visibles en épocas como la navideña cuando se produce una gran presencia de personas.

 

Los accesos a la calle Santiago, tanto desde la Plaza Mayor como desde la Plaza de Zorrilla, se encuentran 'protegidos' por maceteros y bolardos con capacidad de movilidad para permitir el acceso en coche o furgoneta a la calle principal. 

 

También el acceso a la Plaza Mayor de Valladolid posee estas medidas preventivas con posibilidad de movilidad. 

 

La carga y descarga es diaria en estas calles del centro de Valladolid y pese a la presencia de estos maceteros, circulan sin problema. Sin embargo, su ubicación puede variar en el momento en que finalizan esas horas de uso para los comercios que suele finalizar sobre las once de la mañana.