Valladolid ante la pseudociencia: el uso de espacios públicos
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Valladolid ante la pseudociencia: el uso de espacios públicos

¿Se difunden las pseudoterapias a través de espacios municipales, hospitales, farmacias o Universidades? Preguntamos a los responsables si estos tratamientos fraudulentos están presentes en los referentes de salud públicos.

Hace unas semanas se hizo viral el vídeo en el que un supuesto experto defendía, en un congreso de Barcelona, que contra el cáncer la mejor terapia era "no hacer nada". ¿Puede Valladolid albergar charlas como estas? ¿La pseudociencia está instalada en los canales públicos de salud, como hospitales o farmacias? ¿Cuál es la posición de la Universidad? ¿Y la de los Colegios Oficiales de profesiones sanitarias?

 

Alberto Bustos es concejal de Participación Ciudadana en el Ayuntamiento de Valladolid. De su área depende el ceder espacios públicos para diferentes temas. ¿Hay cabida para la pseudociencia? "Las asociaciones que piden un centro cívico tienen que estar legalmente constituidas y registradas. A partir de ahí, cualquiera tiene la oportunidad de desarrollar su asunto. Sí es cierto que cuando surge algún tema  de este tipo, o que pueda rozar la ilegalidad, estudiamos si podemos poner algún límite" explica Bustos, que recuerda algún precedente: "El año pasado plantearon una charla en la que se planteaba la promoción de un producto que decía curar el autismo. Dijimos que eso no podía ser".

 

El concejal plantea a su vez que "no podemos pedir exactamente de qué se va a hablar, para no caer en censura previa" y reflexiona sobre que "en determinadas terapias es complicado entrar en profundidad, porque si son legales y plantean un debate abierto sobre conceptos como bienestar, es un hilo muy fino", aunque advierte que "cuando alguien nos da una información sobre una charla que pueda ser una estafa, preguntamos al colectivo que organiza sobre los contenidos que va a difundir".

 

José Luis Morencia es el presidente del Colegio Profesional de Fisioterapaeutas de Castilla y León. Advierte que "algunas de estas pseudoterapias son sectarias, tienen estructura piramidal y buscan sacar dinero a la gente" por ello, indica, si ven alguna posible charla al respecto "primero contrastamos, nos ponemos en contacto con el centro cívico, y alertamos". 

 

Para Antonio Otero, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Valladolid, "la gente de Valladolid es bastante sensata" aunque recuerda alguna conferencia "diciendo que el cáncer se curaba con cosas emocionales, hace un año y medio o dos, promovido por el Ayuntamiento de Arroyo". 

 

Alberto Bustos pone sobre la mesa el debate que también existe en los ámbitos profesionales: "La homeopatía se vende en farmacias, pero la comunidad científica está en contra. Nosotros no somos quien para juzgar estos ámbitos, estamos atentos a esos debates que tienen la propia sociedad farmacéutica y médica". 

 

LA POSTURA DE LOS COLEGIOS OFICIALES

 

El concejal traslada el debate a los propios Colegios Oficiales de profesionales sanitarios. ¿Qué opinan estas instituciones que aglutinan a los titulados de cada rama? El Colegio de Médicos de Valladolid es claro, en voz de su presidente Antonio Otero: "El médico debe usar en sus tratamientos terapias que hayan demostrado su evidencia científica. Las terapias llamadas alteranativas no han pasado esos filtros, por tanto, no son terapias que el médico deba utilizar". 

 

También claro José Luis Morencia, aunque añade algunos matices: "Cualquier colegio profesional sanitario avala prácticas que tienen aval científico. Aunque por la juventud de nuestra profesión no lo tenemos tan fácil para realizar estudios científicos constantemente". Una de las pseudociencias más vinculadas a la fisioterapia es la osteopatía, que "forma parte de los planes de estudios de Fisioterapia, porque algunas que realizan los fisios sí están avaladas" pero reconoce que "hay osteóaptas que no tienen titulación y se mete por este vacío legal para ofrecer tratamientos de índole terapéutico, ya que la osteopatía está sin regular en España".

 

Por su parte, el Colegio Oficial de Farmaéuticos de Valladolid ha declinado participar en este reportaje por "diferentes sensibilidades" en relación a la homeopatía (otra pseudociencia identificada como tal por las listas de la OMC y la APETP) que se vende con normalidad en farmacias. Y el Colegio Oficial de Enfermería de Valladolid, a cierre de este artículo, no ha respondido nuestra petición.

 

En los hospitales públicos de Valladolid, en opinión de Antonio Otero, no tienen cabida. Aunque hace una apreciación en relación a terapias complementarias. "El reiki, por ejemplo, depende quien lo utilice puede tener efectos saludables siempre que no sea terapia, con eso no vas a curar el cáncer. Como también puede ser beneficioso caminar, o nadar, o que un paciente haga determinados ejercicios físicos para fortalecer sus musculos". En esa líne también se muestra Morencia: "Claro que una dieta puede suponer llevar mejor una enfermedad, pero nunca va a suponer la cura".

 

Desde el Colegio Oficial de Médicos recuerdan que "una de nuestras funciones es garantizar a los ciudadanos que los que trabajamos de médicos reunimos las condiciones" y por ello tienen habilitada en su web la información sobre los profesionales y sus especialidades en Valladolid, "y si algún paciente tiene dudas respecto a la actuación de un médico, nos puede remitir un escrito". 

 

LA UNIVERSIDAD DE VALLADOLID, ¿A FAVOR O EN CONTRA?

 

El profesor Ignacio Rosell Aguilar, médico especialista en medicina preventiva y salud pública, y docente en la Universidad de Valladolid, defiende que "en los últimos años han desaparecido muchas de las secciones de 'terapias alternativas' en los Colegios de Médicos" y al mismo tiempo admite que "hay algún sector que no quiere renunciar a sus negocios e intereses, y defienden sus posturas y se movilizan, pero creo que la evidencia científica acabará imponiéndose". Es el caso, por ejemplo, de la homeopatía, "un gran negocio farmacéutico". 

 

Sobre el papel de las universidades en España, Rosell indica que "sigue habiendo algún curso o jornada residual, pero cada vez menos, y se denuncian cuando se produce algún caso". Carmen de los Rios, responsable de comunicación de la Universidad de Valladolid, defiende que "la universidad nunca puede estar a favor de la pseudociencia"

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: