Cyl dots mini

Valladolid acumula en junio 112.029 pensionistas con una jubilación media de 1.025,95 euros

FOTO: BORIS GARCÍA

El número de pensiones en CyL alcanzó los 607.674 en junio, un 0,4% más, con una media de 904,84 euros

El número de pensiones en Castilla y León se situó en junio en 607.679, lo que representa un incremento del 0,4 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior, según datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) del Ministerio de Empleo y Seguridad Social recogidos por Europa Press.

 

La pensión media en esta Comunidad Autónoma es de 904,84 euros, lo que supone un crecimiento del 2 por ciento en relación con el mes de junio de 2016, lo que supone 15,38 euros menos que la media del conjunto del país, donde la cuantía alcanzó los 920,22 euros.

 

De este modo, Castilla y León es la novena región con la pensión media más alta, un ranking que encabeza el País Vasco con 1.142,21 euros, seguida de Madrid con 1.087,13 y Asturias con 1.085,27.

 

La mayoría de las pensiones registradas en Castilla y León son por jubilación con 381.460 beneficiarios y una cuantía media de 1.040,80 euros, seguida de las de viudedad con 156.732 euros y una media de 636,05 euros, incapacidad permanente con 45.979 beneficiarios y una media de 935,51 euros, orfandad con 19.755 y una media de 409,33 euros y, por último, a favor de familiares con 3.748 y 542,18 euros de media.

 

Por provincias, la que acumula un mayor número de pensionistas es León con 142.192 y un cuantía media de 898,24 euros, seguida de Valladolid con 112.029 y 1.025,95 euros, Burgos con 88.760 pensionistas y 966,93 euros; Salamanca con 79.562 pensionistas y una cuantía media de 843,26 euros; Zamora con 49.473 pensionistas y 763,19 euros; Palencia con 41.745 pensionistas y 925,08 euros; Ávila con 38.593 y 794,18 euros; Segovia con 32.942 y 854,99 euros y, por último, Soria con 22.378 y 852,66 euros.

 

NACIONAL

 

La Seguridad Social destinó en el presente mes de junio la cifra récord de 8.747,5 millones de euros al pago de las pensiones contributivas, un 3,02 por ciento más que en el mismo mes de 2016, según datos publicados este martes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

El gasto global del conjunto de pensiones llegó a superar el 8% interanual en la antesala de la crisis (2008). Tras 14 meses subiendo a tasas interanuales inferiores al 3 por ciento, ya son catorce los meses consecutivos en los que se ha vuelto a superar esta cifra. La tasa de junio es ligeramente superior a la de mayo (3,01 por ciento).

 

La mayor parte de los más de 8.747 millones de euros destinados a pagar la nómina de las pensiones fue a parar a las pensiones de jubilación, con 6.183,1 millones de euros (+3,6 por ciento), seguidas de las pensiones de viudedad, a las que se dedicaron 1.525,6 millones de euros (+1,4 por ciento).

 

Por su parte, a las pensiones de incapacidad permanente se destinaron 887,3 millones de euros (+1,7 por ciento), las de orfandad supusieron 129,6 millones de euros (+1,38 por ciento) y las pensiones en favor de familiares totalizaron 21,8 millones de euros (+4,5 por ciento).

 

El número de pensiones avanzó en junio un 1,1 por ciento respecto al mismo mes de 2016, hasta 9.505.965 pensiones, nuevo máximo histórico.

 

Aunque la tasa de crecimiento interanual de junio no es de las más altas dentro en la serie histórica de la última década, con ella ya se acumulan 17 meses consecutivos de crecimientos superiores al 1 por ciento. En términos mensuales, el número de pensiones se incrementó un 0,2 por ciento en junio.

 

Del total de pensiones, más de la mitad, 5.815.973, fueron pensiones de jubilación, con un repunte de casi el 1,6 por ciento respecto a junio de 2016, mientras que 2.360.021 eran pensiones de viudedad (+0,08 por ciento), 947.616 de incapacidad permanente (+1 por ciento), 341.648 de orfandad (+0,07 por ciento), y 40.707 a favor de familiares (+2,5 por ciento).