Tribuna mini Saltar publicidad
Af banners las tinajas 800x800px file

Valladolid, 1511: Cuando Tirant lo Blanch se convierte en Tirante el Blanco

Portada de Los cinco libros del esforzado e invencible caballero Tirante el Blanco, primera traducción al castellano de Tirant lo Blanc, impresa por Diego de Gumiel.

Tirant se convertiría en Tirante en la edición vallisoletana, cuya traducción fue anónima, y que llevó por título 'Los cinco libros del esforzado e invencible caballero Tirante el Blanco'.

Considerada como la obra cumbre de la literatura valenciana y una de las más destacadas novelas de caballerías, 'Tirant lo Blanch' comenzó pronto su camino para convertirse en un clásico a través de diversas ediciones, entre ellas la primera en castellano, que fue publicada en Valladolid en 1511 por el editor Diego de Gumiel.

 

Escrita en lengua valenciana durante el periodo conocido como el Siglo de Oro valenciano, la obra de Joanot Martorell fue publicada en la capital del Turia en 1490 bajo el título de 'Tirant lo Blanch'. Poco más de dos décadas después, Tirant se convertiría en Tirante en la edición vallisoletana, cuya traducción fue anónima, y que llevó por título 'Los cinco libros del esforzado e invencible caballero Tirante el Blanco'.

 

Aunque sin alcanzar en Castilla el éxito de otros relatos de caballerías como los libros de Amadís de Gaula, recopilados y completados por el medinense Garci Rodríguez de Montalvo, esta edición en castellano del Tirant llegaría casi un siglo después a manos de Miguel de Cervantes, quien alude a ella en su célebre 'Quijote' como una de las escasa novelas de caballerías que logra el indulto durante la quema de la biblioteca del ingenioso hidalgo que su ama y su sobrina llevan a cabo con la ayuda del cura y el barbero del pueblo, pues ven en ella la culpable de los desvaríos de don Alonso.

 

Será el cura quien con su empeño lo salve de arder y a él se refiere como "el mejor libro del mundo" y "un tesoro de contento y una mina de pasatiempos".

 

La obra de Martorell, terminada según varias teorías por Martí Joan de Galba, quien se encargaría también de su edición, arranca con las aventuras de Guillem de Vàroic que Martorell ya relató en otro título anterior. Vàroic será quien introduzca a Tirant en la caballería de acuerdo con ciertos toques autobiográficos de su creador, que como su protagonista vivió en Inglaterra a mediados del siglo XV.

 

AVENTURAS EN RODAS

 

La novela continúa en Rodas, donde el héroe --que presenta ciertos paralelismo con el almirante de los almogávares Roger de Flor-- podrá demostrar su valía frente al acoso de genoveses y musulmanes, para seguir por exóticos lugares como Jerusalén, Alejandría, Trípoli o Túnez hasta acabar en Constantinopla, ciudad en la que conocerá a su gran amor, Carmesina, la hija del emperador bizantino. Otros personajes importantes del 'Tirant lo Blanch' son la viuda Reposada y de la doncella Placerdemivida.

 

A diferencia del concepto platónico del amor que suele predominar en las novelas de caballerías, Martorell opta por una mayor sensualidad, sin escatimar detalles en las escenas eróticas o amorosas.

 

Adaptada a la ópera y el ballet en los años 90, e incluso llevada al cine por Vicente Aranda en 2006, las aventuras de Tirant han servido de inspiración para diversas versiones, tanto literarias como de otras disciplinas, la última de ellas la novela 'Tirant, caballero del tiempo', del también valenciano Antonio Bosch, que verá la luz este otoño.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: