Vacaciones sobre ruedas: las autocaravanas de Valladolid aumentan su demanda con la crisis del coronavirus

Párking para autocaravanas. TRIBUNA

Alberto Martín Prado, de la empresa Caravanas Valladolid, asegura que todos los alquileres se van a canalizar en los meses de julio y agosto y destaca las medidas sanitarias que se llevarán a cabo

El verano del 2020 se avecina muy diferente a lo que solemos acostumbrar. Toda la sociedad se adapta a la crisis del coronavirus y se reinventa para poder seguir disfrutando, aunque sea de forma distinta. El turismo también ofrece otros enfoques para las vacaciones, donde las autocaravanas se están convirtiendo en una de las opciones más demandadas por los clientes, y así lo cuenta Alberto Martín de Prado, gerente de Caravanas Valladolid.

 

El pasado 25 de mayo el sector de las caravanas en Valladolid retomó su actividad. “Las caravanas y autocaravanas están ahora mismo con un poco más de auge, ya que ofrecen más facilidades que los hoteles ante esta situación”, afirma Alberto Martín, aunque insiste en que las reservas están “en el aire”, ya que hasta que no haya unas fechas claras con respecto al avance de las fases, la gente no quiere arriesgarse: “están preguntando mucho por los alquileres de cara al momento en el que finalice el Estado de Alarma y se pueda viajar entre provincias y comunidades”.

 

Muchas familias y grupos de amigos barajan la opción de disfrutar del verano a través de otro tipo de turismo, más aventurero, como es que caso de las autocaravanas, pequeños apartamentos ambulantes donde la casa te acompaña allí donde te mueves.

 

Martín insiste: “Sí que está aumentado la demanda en comparación con el año pasado, pero no es que vaya a haber más gente alquilando autocaravanas como tal, es que se van a concentrar todos los alquileres en el mes de julio y agosto”.

 

La desinfección y la limpieza de los vehículos será primordial para garantizar la seguridad de los clientes, por ello el gerente de Caravanas Valladolid insiste en que cumplirán el protocolo sanitario de forma estricta: “a través de ASEICAR, la asociación de todas las empresas de alquileres y venta de autocaravanas, se lleva un protocolo con nebulizadores de peróxido, cañones de ozono y se sigue antes de entregar el vehículo un protocolo de desinfección y cuando se devuelve la caravana se desinfecta otra vez”, afirma Alberto Martín.

 

La compra de autocaravanas sí que ha aumentado con respecto a otros años: “había gente que a lo mejor tenía pensado comprar un vehículo de estos y la situación de la Crisis del Coronavirus ha hecho que se anime a ello, ya que este verano va a ser la única manera de poder disfrutar un poco. Tener un vehículo de estos en propiedad da mucha movilidad y no tienes que estar pendiente del alquiler y la disponibilidad del vehículo para la fecha que lo necesitas. De esta forma si quieres salir todos los fines de semana por lo que sea o porque este año no tienes vacaciones, como le ocurrirá a mucha gente, es una opción muy buena”, afirma Alberto Martín. Parece ser que este verano se verán por las carreteras más autocaravanas que en los anteriores.