Uvi Martínez vuelve a ser el primero en renovar el abono del Real Valladolid

Uvi muestra los cuatro carnés recién renovados del Real Valladolid. SERGIO SANZ

Estuvo esperando en la puerta de la oficina de la Plaza Mayor desde las 08:30 horas para hacer efectivo el pago de cuatro carnés por segundo año consecutivo.

El sentimiento blanquivioleta alcanza límites inexplicables. Uvi Martínez Gil fue el primero en renovar su compromiso con el Real Valladolid por segundo año consecutivo. Llegó a las 08:30 horas a la puerta de la oficina que tiene el club en la Plaza Mayor y a las 09:45 ya estaba entrando. En su mano cuatro carnés: el suyo, el de su hijo y el de dos nietos.

 

"La ilusión no la pierdo", aseguró. El más reticente en sacarse el carné fue su nieto Javier Martínez, quien juega en las categorías inferiores del UD Belén. “No se te ocurra”, le dijo. Pero Uvi le terminó convenciendo. “A ti tampoco te gusta ir al médico. ¿Por qué vas? Ahora están enfermos y les tenemos que ayudar, respondió el abuelo.

 

La primera vez que me hice socio fue en la temporada 1961/62, pero luego me di de baja durante un tiempo”, explicó. Pero el sentimiento blanquivioleta puede con todo, pese a que Uvi sea palentino. Porque, aunque el Real Valladolid pasa por uno de sus peores momentos deportivos, él sigue ahí, intentando que se vuelva a levantar. “Las críticas son buenas y de lo malo siempre se aprende, afirmó, con el optimismo de que este curso la situación mejore.

 

Uvi, los dos Javier (hijo y nieto) y Lydia, "la coquito", han sido los primeros en renovar su carné del Real Valladolid en la oficina de la Plaza Mayor, en el inicio de la campaña de abonados. Una familia a la que le encanta el fútbol, pero sobre todo si es en blanco y violeta. El abuelo encabezó una cola que antes de las 10:00 horas ya alcanzó las 20 personas.