Urueña anima a sus vecinos a escribir cartas a los afectados por el coronavirus

La conocida Villa del Libro se vuelca también con la crisis a través de esta iniciativa con la intentarán hacer la cuarentena más llevadera para todos.

El coronavirus sigue despertando iniciativas solidarias en España. Además de los aplausos en las ventanas y balcones cada día a las 20:00 horas para agradecer a los sanitarios y a todos los trabajadores que están ayudando para salir de esta situación, otras propuestas se están llevando a cabo desde diferentes sectores de la sociedad: conciertos online, libros que se pueden descargar de forma gratuita, visitas virtuales a museos... Todo vale para conseguir que la población confinada desde la pasada semana en sus casas pueda hacer más llevadera esta situación.

 

Algunos infectados están en sus hogares pasando la cuarentena y mientras otros están en los hospitales sin la posibilidad de tener compañía de familiares o amigos. Aunque la mayoría de los ingresados son personas mayores, hay pacientes de todas las edades que pasan todo el día a solas sin poder charlar con nadie, ni recibir el cariño tan necesario en situaciones así. El Estado de Alarma en el que está el país, además de las exigencias de aislamiento que requiere la enfermedad, impide que nadie pueda ir a visitar a sus familiares hospitalizados.

 

Para hacer más llevadera esta hospitalización muchas son las iniciativas que han surgido, pero una de las que mejor acogida ha tenido ha sido la de escribir cartas anónimas a los pacientes para hacerles llegar que no están solos a pesar de no poder  estar acompañándoles físicamente en la habitación del hospital.

 

Desde la Villa del Libro de Urueña han querido unirse a esta iniciativa y solicitan a sus vecinos que se animen a escribir cartas a estos pacientes y así lograr hacer más amena su estancia. Se pide que en la carta se mande un mensaje de apoyo de ánimo, pero hay libertad para escribir cualquier cosa. Si uno quiere se puede animar y escribirle una historia, un cuento, un chiste; todo vale. También se pide que se ponga nombre, edad y profesión dentro de la carta para que así el paciente sienta un poco más cercana a la persona que le escribe y pueda imaginar un poco cómo es. Para hacer llegas estos envíos, el Ayuntamiento de la localidad ha facilitado un correo donde hacer llegar los escritos: [email protected]

 

Con muy poco se puede hacer mucho y algo tan fácil como escribir unas líneas en una carta puede alegrar el día a muchas personas que por desgracia tienen que pasar sus días en una cama de hospital.