Universidad de Valladolid y Unión Arroyo se miden en un derbi de necesitados

Jugadores del Uni y del Arroyo celebran un gol. SERGIO SANZ

El Pabellón Municipal de La Flecha acoge este sábado (18:00 horas) el partido entre los dos equipos locales, que pelean por objetivos distintos y deben vencer para conseguirlos.

Entre parón y parón, el Grupo I de la Segunda B intenta desarrollarse con normalidad. Así, tras el descanso por la Semana Santa, Universidad de Valladolid y Unión Arroyo vuelven a verse las caras en el segundo derbi del curso. Esta vez será el Pabellón Municipal de La Flecha el escenario que acogerá el derbi provincial, que se disputará este sábado, 7 de abril, a partir de las 18:00 horas.

 

Con cinco jornadas por delante, el Uni necesita recortar la diferencia de cinco puntos con el tercer clasificado, el Guardo, quien tiene un partido menos, si quiere sacar el billete para la próxima edición de la Copa del Rey. Tarea complicada, pero no imposible. Para ello no debe permitirse más errores, aunque rivales como el Arroyo se lo pondrán difícil.

 

Kike Molina no podrá contar para el derbi con Ofa e Isaac, ambos lesionados; mientras que recupera a Física. “Ha sido una semana regular por vacaciones, trabajo y asuntos personales. Además, las instalaciones de la Universidad estaban cerradas y hemos tenido que entrenar en las del Tierno, explicó el entrenador universitario.

 

Plantilla y cuerpo técnico del Uni saben de la dificultad del encuentro, ya que el Unión Arroyo tampoco puede tropezar si quiere alcanzar el objetivo de la permanencia. “Se está jugando la vida. En su casa saldrá a muerte. Tal y como venimos, sufriremos, señaló. Por ello, Molina pide a sus jugadores que plasmen en la pista “el esfuerzo de la semana”. “No venimos haciéndolo bien”, apuntó.

 

Ambos equipos llegan al derbi tras varias jornadas sin ganar. La racha del Arroyo, que cuenta con las bajas de Diego y el portero Xavi, es más larga y a los entrenados por Félix Martínez, exportero universitario, solo les vale ganar para seguir vivo en la pelea. Por delante restan cinco jornadas apasionantes, con otro parón el próximo fin de semana, tras el que los blanquillos jugarán por recortar los seis puntos de diferencia con Ventorrillo para permanecer en Segunda B.

 

En el partido de la primera vuelta el resultado fue de 7-2 favorable al Universidad de Valladolid, en un encuentro igualado al principio y desequilibrado con el paso de los minutos.