Universidad de Valladolid y Unión Arroyo buscan ayudarse mutuamente

El Universidad de Valladolid, durante un tiempo muerto. S. SANZ

Antes del derbi de la próxima semana, los dos equipos locales tratarán de secar a sus respectivos rivales para echarse una mano.

El aperitivo del derbi vallisoletano, que tendrá lugar fin de semana del 11 de noviembre, viene cargadito. El Uni juega en casa contra el Xove, equipo de la zona baja en la que se encuentra el Arroyo, que visita al Guardo, líder del grupo.

 

Al Universidad de Valladolid no le queda otra que levantarse y seguir caminando. La derrota y el empate cosechados en las dos últimas jornadas dejaron tocados a un equipo que hace un par de semanas pudo colocarse colíder y ahora se encuentra a cinco puntos de la cabeza.

 

El fútbol sala es así y la Segunda B es dura. Por ello, este domingo, a partir de las 13:00 horas, los de Kike Molina saltarán a la pista de Fuente la Mora con el objetivo de volver a catar el sabor del triunfo en el partido contra el Xove.

 

Para este encuentro, el técnico segoviano sigue sin poder contar con Taveras, que continúa lesionado. El resto, a priori, se encuentran disponibles. “Después de los palos del otro día, parece que están todos bien”, señaló. Por lo tanto, la convocatoria es la siguiente: David, Nacho, Ofa, Adri, Picolo, Dani Martín, Muñoz, Isaac, Raulito, Miguelín, Leal y Física.

 

Xove se encuentra en la duodécima posición, ergo es el equipo que marca la permanencia. Cuenta con seis puntos, cuatro menos que el Uni, tras las primeras seis jornadas. Además, llega a esta séptima fecha con la moral recuperada, puesto que, hasta la pasada, solo había ganado un partido, el de su estreno en el campo del Arroyo (4-5). El anterior fin de semana se deshizo del Zamora por un ajustado 4-3, gracias a un gol de doblepenalti a falta de 8 segundos.

 

“Vienen con la baja de Antón, pero con Manu, Nete y un buen portero, explicó Molina. El entrenador universitario es consciente de que no pueden continuar dejando pasar más trenes y destacó que la clave estará en la “no relajación. “Si queremos seguir mirando para arriba, debemos ganar para regresar a la senda que nos llevó a estar terceros”, sentenció.Al Universidad de Valladolid no le queda otra que levantarse y seguir caminando. La derrota y el empate cosechados en las dos últimas jornadas dejaron tocados a un equipo que hace un par de semanas pudo colocarse colíder y ahora se encuentra a cinco puntos de la cabeza.

 

El fútbol sala es así y la Segunda B es dura. Por ello, este domingo, a partir de las 13:00 horas, los de Kike Molina saltarán a la pista de Fuente la Mora con el objetivo de volver a catar el sabor del triunfo en el partido contra el Xove.

Para este encuentro, el técnico segoviano sigue sin poder contar con Taveras, que continúa lesionado. El resto, a priori, se encuentran disponibles. “Después de los palos del otro día, parece que están todos bien”, señaló. Por lo tanto, la convocatoria es la siguiente: David, Nacho, Ofa, Adri, Picolo, Dani Martín, Muñoz, Isaac, Raulito, Miguelín, Leal y Física.

 

Xove se encuentra en la duodécima posición, ergo es el equipo que marca la permanencia. Cuenta con seis puntos, cuatro menos que el Uni, tras las primeras seis jornadas. Además, llega a esta séptima fecha con la moral recuperada, puesto que, hasta la pasada, solo había ganado un partido, el de su estreno en el campo del Arroyo (4-5). El anterior fin de semana se deshizo del Zamora por un ajustado 4-3, gracias a un gol de doblepenalti a falta de 8 segundos.

 

“Vienen con la baja de Antón, pero con Manu, Nete y un buen portero, explicó Molina. El entrenador universitario es consciente de que no pueden continuar dejando pasar más trenes y destacó que la clave estará en la “no relajación. “Si queremos seguir mirando para arriba, debemos ganar para regresar a la senda que nos llevó a estar terceros”, sentenció.

 

LA MÁS FEA

 

Tras la primera, y heroica, victoria del Unión Arroyo en su historia en Segunda B, el conjunto blanquillo intentará mantenerse en el camino de la victoria. Eso sí, no lo tendrá nada fácil. Esta jornada le espera el Guardo, líder del Grupo I con los mismos puntos que el Albense (15), a quien visita este sábado desde las 18:00 horas.

 

El importante y trabajado triunfo frente al Leis Pontevedra (7-6) sacó la sonrisa a un equipo que finalmente obtuvo su recompensa. La dureza de esta categoría le hizo acumular cinco derrotas consecutivas que quieren olvidar cuando antes con una nueva victoria; también para abandonar el farolillo rojo.

Noticias relacionadas