Unas jornadas buscan reducir el cambio climático en Valladolid

Aproximadamente 200 personas se cuestionan el futuro de las ciudades y el objetivo europeo y mundial de la sostenibilidad en Valladolid para reducir el cambio climático. 

Estas son algunas de las cuestiones que se abordan en la jornada organizada por la Junta en torno a las Nuevas Agendas Urbanas sobre el futuro del urbanismo en Castilla y León, en cuyo marco además se presenta el libro 'Nuevo Derecho Urbanístico de Castilla y León' en su cuarta edición.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha inaugurado el encuentro, una jornada que considera sirve para reflexionar sobre el futuro de las ciudades dentro de la sostenibilidad general como objetivo europeo y mundial.

 

"Creemos que hay un cambio de paradigma en la política de las ciudades en sus estrategias", ha explicado el consejero, quien ha incidido en que Castilla y León ya llevan tiempo con la aplicación de algunas estrategias como la que comprende rehabilitación, regeneración y renovación urbana, por ejemplo.

 

En el marco de la jornada se pretende tratar especialmente la nueva agenda mundial sobre la ciudad sostenible tras la conferencia de Naciones Unidas que se desarrolló en Quito en diciembre de 2016, donde se estableció la nueva agenda urbana de la ONU con 175 medidas.

 

Esta agenda tiene consecuencias de distinto tipo, en primer lugar en Europa, a donde se trasladan las medidas a través de una nueva agenda urbana europea que pretende implementar estas estrategias, y también en el ámbito nacional, ya que el Gobierno de España ha creado un grupo de trabajo para elaborar una nueva agenda urbana española en el marco del objetivo de sostenibilidad global.

 

El titular de Fomento y Medio Ambiente ha señalado que se pretende analizar cómo las ciudades, que son responsables del 70 por ciento del PIB, que consumen el 60 por ciento de la energía y generan el 70 por ciento de los residuos y gases efecto invernadero, pueden realizar una labor en la sostenibilidad futura a través de una integración adecuada con el entorno, el medio natural, dar más seguridad, garantizar la igualdad de acceso a los servicios públicos, etcétera.

 

Suárez-Quiñones ha señalado cómo se aprecian los cambios en el clima climáticos, que son fruto, parece, de un cambio climático global contra el que ha recordado que hay que luchar entre todos, con compromisos concretos como la menor emisión de gases de efecto invernadero, menor consumo de recursos, economía circular, etcétera. "Una labor conjunta de administraciones, agentes sociales del ámbito de la construcción y también de la sociedad civil", ha agregado.

Noticias relacionadas