Una vallisoletana ofrece acompañamiento como doula y reivindica su beneficio en el parto

La presencia de estas mujeres-acompañantes es "muy beneficiosa" en todo el proceso del parto hasta el punto, ha aseverado, de que hay estudios científicos que han evidenciado menos problemas, asegura Eva Martín.

La vallisoletana Eva Gil ofrece desde hace varios meses acompañamiento con doula para fortalecer el apoyo físico y emocional a los padres en todo el proceso relacionado con el nacimiento del nuevo miembro de la familia y sus posteriores cuidados, con especial atención a la crianza materna.

 

Según ha explicado a Europa Press esta experta vallisoletana, que se ha formado como doula, la presencia de estas mujeres-acompañantes es "muy beneficiosa" en todo el proceso del parto hasta el punto, ha aseverado, de que hay estudios científicos que han evidenciado menos problemas en el momento del alumbramiento e, incluso, menos instrumentalización, intervenciones o cesáreas.

 

Gil ha defendido a este respecto que el acompañamiento y reforzamiento emocional de la doula favorece que las contracciones del parto duelan menos por lo que las parturientas soportan mejor el momento del alumbramiento.

 

Según ha explicado, para conseguirlo la doula anima a la madre, refuerza su confianza y la ayuda a escucharse a sí misma y a elegir la mejor opción en cada momento, a lo que se suma que el parto es también menos estresante para el padre ya que una doula le puede ayudar a relajarse, a decidir hasta qué punto quiere estar presente y a acompañar a la parturienta de la mejor manera.

 

Tras expresar su máximo respeto a la figura de matronas y enfermeras con las que, a su juicio, se debería convivir de forma natural y en equipo, como ocurre en otros países, Eva Gil ha diferenciado la "necesaria" labor de las doulas en su tarea de acompañamiento emocional ya que las otras son profesionales sanitarias que tienen que estar más pendientes del proceso físico y técnico sin tiempo para atender adecuadamente las necesidades emocionales de la madre, a la que una doula pueda ayudar incluso con un masaje en el momento de las contracciones.

 

"La doula no interfiere en la decisión de la madre que tiene la última palabra en todo momento", ha aseverado esta experta en maternidad, quien ha insistido en el necesario asesoramiento a las madres para que puedan decidir sobre su cuerpo, a diferencia de lo que ocurre en la actualidad cuando todo lo decide el equipo médico sin opinión de la parturienta.

 

Integrante de la Asociación 'Con mimo' y autora del blog www.asociacion-conmimo.blogspot.com.es, Eva Gil ofrece formación e información a las familias vallisoletanas para favorecer una forma cariñosa y respetuosa de relación con los hijos además de cursos de yoga para embarazadas y para niños, de crianza positiva e, incluso, de porteo de bebés