Una selección de las cerámicas de Picasso llega a Valladolid en la exposición ‘Picasso. Tierra y fuego’

La sala de Exposiciones de las Francesas acoge esta muestra hasta el próximo 15 de septiembre.

La Sala de Exposiciones de las francesas acoge, desde el viernes, 5 de Julio, hasta el 15 de septiembre, la exposición ‘Picasso. Tierra y fuego’ en la que se podrá ver una selección de las depuradas cerámicas del artista malagueño, pertenecientes a la Fundación Fran Daurel, junto a algunos grabados relacionados con la obra.

 

Helena Alonso, comisaria de la exposición, y Ana Redondo García, concejala de cultura y turismo del Ayuntamiento de Valladolid, han presentado en la mañana del viernes esta exposición que repasa, ampliamente, las obras ceramísticas del artista malagueño. “Este muestreo tiene todos los ingredientes, desde la calidez expositiva del malagueño hasta el interés que este tenía por esta disciplina artística”, comentó la edil de cultura.

 

Pablo Picasso es un artista global y también un gran investigador. En esa búsqueda de “nuevos formatos, nuevos desafíos” apareció la cerámica. La cerámica es uno de los medios favoritos empleados por Picasso al que se dedica intensamente en su madurez creativa. Picasso se inició en la cerámica cuando tenía 12 años, en su Málaga natal”, afirmó la comisaria de la muestra.

 

Picasso quería dar a conocer su obra a través de “formatos distintos” como “la cerámica, los dibujos y nuevas texturas” ha asegurado la concejala de cultura. Esta exposición que ha catalogado como “bellísima” muestra “el diálogo que tiene el autor con las distintas formas de expresión artística”, aseveró Ana Redondo.

 

La comisaria de la exposición comenzó su intervención agradeciendo a la Fundación Fran Daurel por el “acto de generosidad” que han tenido cediendo todas estas obras ya que, “es la primera vez que la totalidad de estas obras se muestran fuera de su museo privado.

 

En el sur de Francia y en plena madurez artística, 65 años, Pablo Picasso comenzó a trabajar con  materiales cerámicos en el taller de su amiga Suzanne Ramié, en Vallauris. En este taller crea la mayoría de sus cerámicas como platos, jarras, vasos y creaciones propias que no tardaron en tener éxito. “Pablo se inspiraba en la tradición ateniense y también, aunque en menor medida, en el medievo español”, afirmó la delegada de la muestra.

 

“La exposición pretende dar a conocer esta disciplina artística, menos conocida por el gran público”aclaró Helena Alonso. Las obras expuestas en la sala tuvieron tanta difusión en aquella época, 1948-1953, que el propio Joan Miró acude a Vallauris durante dos semanas para ver a Picasso e investigar la posibilidad de trabajar con él.

 

La exposición permanecerá abierta durante todo el verano hasta el 15 de septiembre.