Una ruta por el Valladolid de las letras
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

Una ruta por el Valladolid de las letras

Estatua de José Zorrilla en la Plaza homónima. JUAN POSTIGO

Cuna de grandes literatos como Cervantes, Zorrilla o Delibes, pero son muchos los que pasaron por la ciudad y ambientaron sus  novelas en algunas de sus calles. 

Con la llegada de la Feria del Libro es buen momento para recordar que Valladolid ha servido de inspiración a diferentes escritores desde hace varios siglos. Cuna de grandes literatos como Cervantes, Zorrilla o Delibes, pero son muchos los que pasaron por la ciudad y ambientaron sus  novelas en algunas de sus calles. 

 

Por eso, pasear por Valladolid es hacer un viaje al pasado y descubrir esa magia que alberga cada rincón en el que dejaron sus huellas poetas y escritores. La senda de las letras de Valladolid es un recorrido que lleva al visitante por varios lugares destacados en la capital del Pisuerga. 

 

Podríamos comenzar nuestra ruta frente la  estatua de Miguel de Cervantes, en la plaza de la Universidad.Allí aparece la fachada de la Facultad de Derecho de la Universidad, donde se sigue respirando el ambiente universitario. Por los alrededores, se sitúa la casa natal del poeta Gaspar Núñez de Arce (1832-1903), en la calle que lleva su nombre. Pasó la primera parte de su infancia en Valladolid, antes de trasladarse a Toledo donde entró en el mundo de las letras. Además de poeta, fue un gran cronista y posteriormente se involucró en la vida política. 

 

Siguiendo nuestro recorrido podemos acercarnos a la zona de San Pablo, donde  transcurren algunas de las peripecias que plasmó Delibes en la mencionada obra El Hereje. 

 

Bajando hacia la zona de Poniente por San Miguel visitando la casa en la que nació José Zorrilla y en la que vivió  durante 7 años, en la calle Fray Luis de Granada. Tanto la entrada como la visita guiada a esta Casa-Museo son totalmente gratuitas. Ya en la zona de Poniente es fácil ver la estatua de Rosa Chacel sobre un banco con la que seguro que muchos nos hemos fotografiado alguna vez. Dentro del parque de la plaza, se encuentra el monumento dedicado al poeta Jorge Guillén (1893-1984). Esta escultura hace referencia a la infancia del poeta nacido en Valladolid ya que, en los barcos que se encuentran en el estanque, están escritos dos de los nombres de sus obras: Clamor y Cántico.

 

Avanzando unos metros y presidiendo la plaza que lleva su nombre, nos recibe la estatua de una de las figuras más importantes del siglo XIX.  Y dentro del Campo Grande existen múltiples homenajes a escritores reconocidos.

 

Por otro lado en pleno XXI, César Pérez Gellida se ha convertido en un reconocido escritor porque con su novela criminal ha puesto de nuevo el foco de Valladolid y algunos de sus monumentos y bares como lugares de culto de sus seguidores.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: