Una publicación aboga por conservar las puertas traseras, "elementos singulares" en la provincia de Valladolid

El autor, Carlos Carricajo, firmando un ejemplar. DAVID LOZANO

Un libro, 'Puertas traseras. Valladolid', del aparejador y especialistas en arquitectura vernácula, Carlos Carricajo

El libro 'Puertas traseras. Valladolid', del aparejador y especialistas en arquitectura vernácula, Carlos Carricajo, recoge una investigación iniciada por el autor a principios de la década de los 80 sobre estas construcciones "singulares" de la provincia de Valladolid con el objetivo de promover su "protección".

 

Así el Palacio Pimentel ha acogido la presentación del libro, editado dentro de la Colección Arquitectura de la Diputación de Valladolid, que ha contado con la presencia del autor y la diputada de Cultura, Inmaculada Toledano.

 

'Puertas traseras' describe, según ha indicado Carricajo en declaraciones recogidas por Europa Press, los "detalles" que el "ingenio" y la "estética" de los antiguos artesanos locales que consiguieron convertir a las "puertas carreteras" en elementos "singulares" de las construcciones de los municipios y "dignos de atención".

 

El estudio, resultado de décadas de investigación del autor, indaga en la diversidad formal, los detalles y la utilidad, entre otros aspectos, de estas "vulgares puertas" que, según ha asegurado Carricajo, han pasado desapercibidas para los arquitectos.

 

En este sentido, el autor ha afirmado haber investigado en lo "más profundo" y ha realizado en una "copiosa" cantidad de dibujos que ilustran el libro para exponer la "belleza" de los elementos que componen las traseras.

 

De esta forma, la obra se compone de cuatro capítulos, el primero se dedica a las jambas --los dos muros que delimitan verticalmente el hueco de la puerta trasera--; el segundo resalta la variedad de formas y materiales del arco y el dintel; un tercero en el que se trata la carpintería de madera de las hojas de cierre y un cuarto en el que se abordan con "claridad" los herrajes de las puertas.

 

Por otro lado, Carricajo también ha reiterado que el ejemplar también poner en valor la labor de profesiones como la carpintería o cerrajería y que no pretende se un "tratado" sobre el tema ni "lanzar lecciones".

 

"Me gustaría que el libro causara no solo admiración sino que consiga que la gente se fije en las puertas traseras", ha aseverado el autor, quien ha marcado como un objetivo el promover la "protección" de estas construcciones por partes de particulares "que tengan la posibilidad".

 

Además, ha llamado a los ayuntamientos a promocionar la permanencia de esta "joya" de la arquitectura tradicional, porque si no se cuidan desaparecerán.

 

Por otra parte, Carricajo ha reivindicado el lenguaje sobre estas puertas, en desuso, que se emplea en este libro --su última y definitiva obra-- y ha lamentado la "falta de expresión" que se produce, porque aunque aparecen en la Real Academia Española han desaparecido al considerarse "palabras de viejos".

 

De esta manera, 'Puertas traseras' se suma a los artículos especializados en periódicos y revistas; el libro 'Las Arcas Reales Vallisoletanas' (1984); 'Arquitectura vernácula de la provincia de Valladolid' (1986); '50+1 construcciones vernáculas en la provincia de Valladolid' (2011), realizados por Carricajo.