Una Plaza de Santa Cruz silenciosa que anhela el encuentro de Cristo Camino del Calvario con la Virgen de las Angustias
Cyl dots mini

Una Plaza de Santa Cruz silenciosa que anhela el encuentro de Cristo Camino del Calvario con la Virgen de las Angustias

Uno de los momentos cumbres de la Semana Santa de Valladolid ocurre en este lugar cada Martes Santo

Martes Santo en Valladolid. Una jornada que evoca encuentro multitudinario entre Jesús Camino del Calvario y su Madre la Virgen de las Angustias. El silencio que preside habitualmente este acto concurrido será mucho más triste que en otras ocasiones. En la fachada plateresca del Palacio de Santa Cruz no se mecerán al compás de la música los dos conjuntos escultóricos.

 

Nadie podrá sobrecogerse con la belleza de la talla de Juni o estremecerse con el nazareno que cae en su camino al Calvario. En la Plaza de Santa Cruz a estas horas no hay nadie. Impresiona la imagen y los amantes de la Semana Santa notan un pellizco que se agarra a lo más profundo de las entrañas. Habrá que esperar casi un largo año para presenciar, de nuevo, el encuentro entre una Madre desconsolada y un Hijo camino de la muerte.

 

Tampoco podrá desfilar la preciosa talla de Jesús Atado a la Columna en esa procesión de la Peregrinación de la Promesa. Son días difíciles y duros para todos los cofrades.