Una persecución de película termina con un caco tirándose al Río Esgueva para despistar a la Policía de Valladolid

Imagen del Río Esgueva donde se tiró el ladrón tratando de despistar a la Policía.

Uno de los ladrones huyó tras un robo en un bar de Pajarillos. La Policía lo persiguió hasta detenerlo.

La Policía de Valladolid se encuentra a diario con situaciones que bien podrían ser el hilo argumental de una película o una serie de esas que tanto éxito tienen en plataformas de pago. 

 

La Sala Conjunta de Valladolid, en una operación desplegada por la Policía Municipal y la Policía Nacional, ha detenido a uno de los dos individuos que la noche del pasado domingo trató de robar en un bar del barrio de Pajarillos y que al ser descubierto se arrojó al río Esgueva en su intento por lograr fugarse, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

 

El incidente se registró sobre las 03.00 horas del domingo pasado cuando una patrulla de la Policía Municipal, previo aviso de que se estaba robando en un bar, se desplazó hasta el establecimiento situado en el barrio de Pajarillos.

 

Una vez allí, los agentes comprobaron que uno de los sospechosos se encontraba en la puerta en actitud vigilante mientras otro había accedido al interior tras fracturar la luna.

 

Al percatarse de la presencia policial, ambos individuos salieron corriendo, uno hacia el Paseo Juan Carlos I, sin que fuera alcanzado por los agentes, y otro en dirección hacia el Paseo del Cauce.

 

En un momento dado, ante la proximidad de su perseguidor, el sospechoso optó por arrojarse al Esgueva, si bien fue finalmente interceptado al sumarse a la persecución miembros de la Policía Nacional.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: