"Una pandemia de este calibre no encaja bien en la horma legal del estado de alarma, pero aún peor en el estado de excepción"

El catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Valladolid Juan María Bilbao Ubillos habla en una entrevista sobre algunas decisiones tomadas durante la pandemia.

Para el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Valladolid Juan María Bilbao Ubillos, las disonancias creadas en la aplicación de algunos de los artículos del Decreto 463/2020 del pasado 14 de marzo, por el que se declaraba el estado de alarma y los supuestos que se recogen para su aplicación en la Ley Orgánica 4/1981 que regula los estados de alarma, excepción y sitio, obliga a revisar esta ley, "ya que en su redacción actual no sirve de fundamento para unas medidas tan drásticas".


Bilbao analiza en un amplio artículo publicado por la UVa temas como la restricción de movimientos decretada por el Gobierno y si se trata en su aplicación de una suspensión o una prohibición del derecho constitucional a la libertad de movimientos (art. 19), un matiz que supone la diferencia entre el estado de excepción y el estado de alarma. Este profesor incide en que “España no es un Estado policial ni una dictadura constitucional, ni estamos sometidos a un estado de excepción encubierto".

En sus respuestas valora si algunos episodios y declaraciones en las comparecencias del presidente del Gobierno y algunos de sus colaboradores han supuesto una vulneración a la libertad de prensa (artículo 20 Constitución Española), mostrándose especialmente preocupado en este tema por la "falta de réplica de los periodistas" en estas ruedas de prensa y "la desprotección al honor y la reputación de las personas" en aumento gracias a las fake news.

Otros de los temas que aborda este catedrático de la UVa son las restricciones al derecho de reunión y manifestación durante el estado de alarma; o si la geocalización de los individuos supone saltarse el derecho constitucional a la intimidad y la protección de datos (artículo 18).

A lo largo del artículo, el catedrático analiza también el papel del poder legislativo en esta crisis, mostrándose especialmente preocupado por lo que considera una mala práctica del Gobierno que "es el abuso del Decreto-Ley"; también sobre si se ha cumplido con el control parlamentario durante el estado de alarma, tal y como establece la propia Constitución; y sobre las competencias de las Comunidades Autónomas.

Por último, y en cuanto a sí la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en materia de Salud Pública (LOMEMSP) puede ser una alternativa al estado de alarma durante la desescalada, el decano de la Facultad de Derecho no la considera una buena opción y opina que prescindir del estado de alarma en las próximas semanas generaría en estos momentos una gran inseguridad jurídica.

 

Se puede leer la entrevista al completo, en el documento PDF que se adjunta en esta noticia.