Cyl dots mini

Una ópera en memoria de Miguel Delibes

La Joven Orquesta y el Ballet de la Universidad de Valladolid darán vida a la ópera Lakmé, del francés Léo Delibes, tío del abuelo del afamado escritor.

La Joven Orquesta y el Ballet de la Universidad de Valladolid darán vida en los días 1, 4, 6 y 8 de marzo en el Auditorio de la Feria de Valladolid la ópera Lakmé, del francés Léo Delibes, tío del abuelo de Miguel Delibes.

 

Esta actividad se incluye dentro de los actos conmemorativos del centenario del escritor Miguel Delibes y las entradas se pueden adquirir a partir de este martes al precio de 15 euros en los puntos de venta del Centro Buendía; en el Palacio de Santa Cruz o también en las taquillas del Auditorio, además de por internet en www.evntbrite.es.

 

En este acto han estado presentes la vicerrectora de Comunicación y Extensión Universitaria, Carmen Vaquero, la directora del Centro Buendía, Carmen Herrero, y el director de la Joven Orquesta de la Universidad de Valladolid, Francisco Lara.

 

Entre las novedades que presenta este nuevo proyecto operístico de la Joven Orquesta de la Universidad de Valladolid se encuentra la participación del recientemente creado Ballet UVA, que dirige Elysa López, que se convertirá en su puesta de largo y su primera actividad pública.

 

Además, el Proyecto contará con la participación del Coro 'Proyecto Opera', la del Coro de Voces Blancas de Valladolid, así como con las sopranos Rita Marqués, Marta Burgoa y Elvira Pérez, el tenor Carlos Monteiro, los barítonos Romanas Kudriasovas y Kevin Adeva y Oscar Dom Victor Castellino, las mezzo-soprano Manuela del Caño y Manuel del Caño, según ha informado la organización a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

La historia de esta obra es una de tantas de amores imposibles por causa del distinto origen del protagonista. Si la obra es el amor entre Lakmé, sacerdotisa hindú, y Gérald, oficial británico, ambientado en la India colonial británica. En este proyecto, el director de la Joven Orquesta, Francisco Lara, ha sustituido a la protagonista por una mujer gitana, situando la ambientación en nuestro país con las diferencias culturales, sociales y raciales que también existen.