Una nueva investigación permite la detección más rápida del cáncer de boca y garganta a través de la saliva

Asistente de laboratorio analiza una infección peligrosa. VIH, sida, investigación

Según una nueva investigación, publicada en 'The Journal of Molecular Diagnostics', el cáncer de orofaringe podrá detectarse con anterioridad, gracias a una nueva técnica no invasiva que permite detectar el virus del papiloma humano 16 en nuestras de saliva. 

 Los cánceres que ocurren en la parte posterior de la boca y la parte superior de la garganta a menudo no se diagnostican hasta que avanzan.  La nueva investigación describe el uso de acoustofluidics, del nuevo método no invasivo que analiza la saliva para detectar la presencia del virus del papiloma humano (VPH)-16, la cepa patógena asociada con los cánceres de orofaringe (CPF).

 

Esta novedosa técnica detectó CPF en saliva entera en el 40 por ciento de los pacientes evaluados y en el 80 por ciento de los pacientes confirmados.

 

"El cáncer de orofaringe tiene una incidencia aproximada de 115.000 casos por año en todo el mundo y es uno de los de mayor crecimiento en los países occidentales debido a la creciente incidencia relacionada con el VPH, especialmente en pacientes más jóvenes.  "Es fundamental que los métodos de vigilancia se desarrollen para mejorar la detección temprana y resultados", explica el investigador Tony Jun Huang del Departamento de Ingeniería Mecánica y Ciencia de los Materiales de Duke University, en Estados Unidos.

 

 "Teniendo en cuenta estos factores, la detección exitosa del VPH a partir de exosomas salivales aislados por nuestra plataforma acústica de fluidos ofrece distintas ventajas, que incluyen detección temprana y evaluación de riesgos", agrega el doctor Huang. Esta técnica también puede ayudar a los médicos a predecir qué pacientes responderán bien a la radioterapia o lograrán una supervivencia sin progresión más prolongada.

 

Acoustofluidics es una tecnología avanzada que fusiona acústica y microfluídica. Las muestras de fluidos se analizan utilizando un pequeño chip acústico desarrollado para aislar los exosomas salivales mediante la eliminación de partículas no deseadas según el tamaño, dejando muestras concentradas ricas en exosomas que facilitan la detección de biomarcadores específicos de tumores.

 

En este estudio, una colaboración internacional entre la Universidad de Duke y la Universidad de Birmingham (Reino Unido), los investigadores analizaron muestras de saliva de 10 pacientes diagnosticados con HPV-CPF utilizando métodos tradicionales. 

 

Descubrieron que la técnica identificaba el ADN del biomarcador tumoral HPV-16 en el 80 por ciento de los casos cuando se combinaba con PCR de dígitos de gota. Dado que este método es independiente de la variabilidad de la muestra que surge debido a los cambios en la viscosidad de la saliva y los métodos de recolección utilizados, puede resultar ideal para su uso en entornos clínicos.

 

El doctor Huang destaca algunas de las características de la técnica, incluido el aislamiento de exosomas automático y rápido (menos de cinco minutos de tiempo de procesamiento en comparación con aproximadamente ocho horas de tiempo de procesamiento utilizando tecnologías de referencia). 

 

Los análisis se pueden realizar a un costo relativamente bajo y en puntos de atención. Además, es adecuado para la monitorización repetida y continua de la progresión y el tratamiento del tumor, a diferencia de la biopsia tradicional.

 

"Con estas características, la tecnología acústica de fluidos tiene el potencial de superar significativamente los estándares actuales de la industria, abordar las necesidades no satisfechas en el campo, ayudar a acelerar la investigación biomédica relacionada con el exosoma y ayudar en el descubrimiento de nuevos biomarcadores exosómicos", comenta.
 

Según los investigadores, esta tecnología también se puede utilizar para analizar otros biofluidos como la sangre, la orina y el plasma.