Una noche de San Juan sin hogueras y con la Playa de las Moreras cerrada para evitar incidentes

Se ha establecido un dispositivo especial de la Policía Municipal, Nacional y Protección Civil al entorno de la playa esta noche.

Será una noche de San Juan muy diferente, debido a la situación de la crisis sanitaria. La Playa de las Moreras no tendrá hogueras y estará vallada para impedir el acceso a las personas y evitar incidentes. Así se acordó el pasado viernes durante la celebración de una Junta Local de Seguridad en la que se ha establecido el dispositivo especial de Policía Municipal, Nacional y Protección Civil para impedir el acceso al entorno del río Pisuerga y la playa de Las Moreras en la noche de San Juan, del 23 al 24 de junio.

 

En la Junta Local, además del alcalde de la ciudad, Óscar Puente, y el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, han participado concejales de la Corporación, como el responsable de Salud Pública y Seguridad Ciudadana, Alberto Palomino, que ha explicado las medidas que se tomarán en la noche del próximo martes.

 

Así, se ha decidido implantar un dispositivo especial para impedir el acceso al entorno del Pisuerga, donde tradicionalmente se celebra la Noche de San Juan entre el 23 y el 24 de junio. En consecuencia, se desplegarán vallas para limitar el acceso a Las Moreras y La Rosaleda.

 

Además del vallado de la zona, los agentes de la Policía Municipal y Policía Nacional y los miembros de Protección Civil estarán en coordinación este martes en el perímetro para informar a los adolescentes y jóvenes -son los colectivos que frecuentan mayoritariamente esa zona- de la imposibilidad de reunirse para celebrar la Noche de San Juan.

 

El objetivo de las medidas restrictivas es disuadir a las personas de "cualquier tipo de reunión masiva" en un momento de "emergencia sanitaria" con peligro de "posibles rebrotes".

 

"No es momento de celebraciones, sino de mantener las normas de seguridad para prevenir el contacto entre personas y evitar la propagación del coronavirus. Ya habrá otras oportunidades para festejar la Noche de San Juan", ha aseverado Alberto Palomino, que ha incidido en que si esto se hace correctamente este año se podrá celebrar esta fiesta en próximas ocasiones.

 

La situación de emergencia sanitaria, ha añadido, obliga al Ayuntamiento de Valladolid a adoptar "todas las medidas necesarias para prevenir el contagio y evitar un retroceso en la lucha contra la pandemia".

 

Por otra parte, el Ayuntamiento de Valladolid también ha recordado que aunque ya haya finalizado el Estado de alarma este domingo, día 21, sigue en vigor el decreto del 9 de junio sobre "medidas urgentes para prevenir, contener y coordinar la crisis sanitaria del COVID-19".

 

Por lo tanto, se debe cumplir la norma sobre el uso de mascarillas y el mantenimiento de la distancia de seguridad , entre otras actuaciones. "La finalidad de todos los acuerdos continúa siendo la misma: erradicar la pandemia", ha apostillado Palomino.

Noticias relacionadas