Cyl dots mini

Una mujer genial

Pauline Viardot -Garcia (1821-1910) constituye para las nuevas generaciones una lección de sensibilidad musical y teatralidad a través de la palabra cantada. Mezzosoprano que recorrió los mejores teatros de Europa, sabía que a través del canto se pueden defender los mayores ideales y supo reconocer que el talento no lo es todo.

FICHA TECNICA. Valladolid. Teatro Calderón. Vivica&Viardot. Créditos: Mezzosoprano: Vivica Genaux. Piano: Carlos Aragón. Dramaturgia, dirección escénica y escenografía: Paco Azorín. Audiovisuales: Pedro Chamizo.

 

No lo es todo porque algo más interesante que la música es la vida misma, y el amor a la vida. Y el amor a los vivos. Esto se refleja en la correspondencia que Pauline mantuvo con los músicos y escritores de su época: Tourguéniev, Rossini, George Sand, Clara Schumann, etc. La mezzosoprano Vivica Genaux la interpreta con elegancia y energía cruda que la hace verosímil, presente en el escenario y defiende con valentía y fuerza su rol, mostrando en ocasiones su lado inseguro y calculador.

 

Hay ratos, al final, sobre todo, donde la tensión flojea pero ya se sabe que los espectáculos generan sensaciones contradictorias. Unos entretienen, otros alegran, otros enriquecen el espíritu y otros aburren. La escenografía de Paco Azorín es sencilla y ágil: una pantalla y unos retratos que dan aire de buhardilla francesa son suficientes para crear la atmósfera adecuada. Pauline escribe una carta a George Sand y dice (…) He estado dos días enferma. Ya estoy recuperada. Su carta me aportó bienestar. Es una suerte poder contarse toda la vida. (…) ¡Sepa Usted que me mima, con todas las dulzuras que me envía en sus amadas cartas!

 

Como María Callas, Pauline Viardot murió sola en su apartamento. ¿Qué misterios tiene la vida que después de llenar todos los teatros y operas de Europa la muerte las sorprende sin nadie al su lado? En definitiva, esta obra permite abrirte a otros mundos, mundos lejanos que enriquecen el conocimiento porque perviven en el tiempo subsistiendo como fantasmas más allá de la época en la que fue concebida. A lo largo de la función adquieren significados que se añaden, a modo de sedimentos, a su sentido inicial.

Noticias relacionadas