Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

Una inversión de tres millones de euros garantiza el suministro de fármacos en el Hospital Clínico de Valladolid

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves la contratación de generadores y radiofármacos con destino al Hospital Clínico Universitario de Valladolid para tratar tumores malignos, esclerosis múltiple y para Medicina Nuclear.

 

En concreto, el primer expediente, con un coste de 1.562.479 euros y una duración de dos años, se destinará a la contratación de generadores y radiofármacos para el Servicio de Medicina Nuclear.

 

Los productos incluidos se administran directamente a los pacientes en forma de cápsula o en solución líquida y son necesarios para atender la cartera de servicios del servicio en la que se incluyen pruebas diagnósticas y terapéuticas que implica de forma inherente en uso de material reactivo como estudios gammagráficos y tratamientos con ingreso (cáncer diferenciado de tiroides) y ambulatorios (hipertiroidismo y metástasis óseas en pacientes con cáncer de próstata resistente a la castración).

 

El segundo expediente tramitado este jueves por un importe de 1,55 millones de euros y un año de duración, se refiere a la compra de dos medicamentos para la atención de la normal actividad del Servicio de Farmacia del Hospital Clínico vallisoletano.

 

Pegfilgrastim se utiliza para la reducción de la duración de la neutropenia -presencia de niveles anormalmente bajos de determinados glóbulos blancos- en pacientes adultos con tumores malignos tratados con quimioterapia citotóxica. El Interferón Beta-1A se usa para reducir los episodios de síntomas y retrasar el desarrollo de la discapacidad en pacientes con esclerosis múltiple. El Interferón Beta-1B se usa para reducir los episodios de síntomas en los pacientes con esclerosis múltiple recurrente-remisión.

 

Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha aprobado 1,8 millones de euros para la contratación de 50 plazas de hospitalización de larga estancia en unidad de rehabilitación psiquiátrica destinadas a pacientes que se encuentran en situación permanente de desestabilización clínica y con un fuerte impacto conductual.

 

Según ha explicado la portavoz, se trata de "enfermos crónicos complejos" que sufren de esquizofrenias, trastornos afectivos bipolares o psicosis orgánicas para los que es necesario disponer de recursos terapéuticos especializados de larga duración.

 

En este caso, la hospitalización, en régimen de larga estancia en unidad rehabilitadora psiquiátrica, de personas con enfermedad mental grave y prolongada tiene como fin la atención sanitaria de pacientes que se encuentran en situación permanente de desestabilización clínica y con un fuerte impacto conductual que les impida la convivencia familiar, el desempeño social o la participación en programa de rehabilitación.