Cyl dots mini

Una familia 'ocupa' en Santovenia protagoniza una "brutal" agresión a un joven de la localidad

Una imagen de una concentración de vecinos frente a la vivienda ocupada por una familia problemática. TRIBUNA

Esta familia, muy problemática, ha participado en hurtos, agresiones verbales y amenazas.

Los vecinos de Santovenia han dicho basta. El tema de la ocupación preocupa sobremanera en la localidad y “especialmente los problemas de desorden y de convivencia que trae la ocupación”, tal y como ha advertido un portavoz de la Plataforma Santovenia Unida, que agrupa a cerca de un centenar de vecinos que se han organizado para impedir nuevos ocupas ilegales.

 

Los últimos sucesos se han producido en los últimos días con la agresión a un joven de la localidad de 31 años, por parte de una de las familias más conflictivas, que viven en un dúplex del número 2 de la calle Fuentona. En esta vivienda ocupada, propiedad del Banco Sabadell, viven un matrimonio con seis hijos y las parejas de los mayores, además de algún pariente, siempre según las fuentes de los propios vecinos. “En total entre 10 y 12”. Llevan sin luz más de un mes y desde la Plataforma se espera que esta familia muy conflictiva pueda llegar a un acuerdo con el banco y marcharse de la población.

 

Pero por el momento son continuas las amenazas, que van acompañadas de robos, gritos, música alta, fiesta, suciedad y todo tipo de inconvenientes hacia sus vecinos. Pero el martes además pasaron a la agresión a un joven del municipio. 

 

Al parecer son frecuentes los hurtos en los establecimientos y también todo tipo de agresiones verbales. Sin ir más lejos, hace unos días los hijos de esta familia amenezaron con una navaja a un grupo de menores de la localidad. Uno de los familiares se enfrentó al clan.

 

El martes la disputa continuó y se dieron cita más de veinte personas pertenecientes al clan de los ocupas. En esta ocasión, la emprendieron a golpes con un joven, que simplemente había presenciado la trifulca anterior, y que nada había hecho, según los testigos que vieron la pelea. El joven tuvo que ser trasladado en ambulancia con diversos hematomas y una brecha.

 

Francisco Aguilar, concejal de Toma La Palabra en el municipio, fue testigo de la agresión y así lo ha relatado en su cuenta de Facebook. “Un joven, hijo del pueblo y querido por todos fue brutalmente agredido por un grupo de etnia gitana. Este grupo violento y ocupas dieron la voz de alarma y se personaron en el lugar de los hechos más de 20 personas con intención de agredir a quien se pusiera por medio. Incluso la Guardia Civil tuvo problemas para disolver la concentración”, ha relatado en esta Red Social.

 

Desde Santovenia Unida cree que esta agresión puede tener consecuencias y han hecho un llamamiento para que el pueblo vuelva a manifestarse como ya se ha hecho en alguna ocasión, movilizando a más de 200 personas y logrando que algunos ocupas dejen sus viviendas.