Una empresa de Íscar busca un producto inocuo para las personas para una cabina “escudo” ante el COVID-19
Tribuna mini Saltar publicidad
P 800x800 tribuna bonoshost ava 021220 file
Cyl dots mini

Una empresa de Íscar busca un producto inocuo para las personas para una cabina “escudo” ante el COVID-19

Metálicas Íscar ha creado una cabina para controlar el contagio del coronavirus mediante pulverización individual y difundirá los planos para que otros talleres la puedan fabricar: La primera unidad se donará a la Residencia Santa María de los Mártires del municipio

Ante la incertidumbre que despierta la expansión del coronavirus y la situación de Estado de Alarma en España, son muchas las acciones y proyectos que particulares ponen en marcha para poner su granito de arena en la lucha contra el COVID-19. En la provincia de Valladolid, la empresa Metálicas Íscar ha diseñado una cabina de desinfección de personas que puede servir de “escudo” ante el contagio. Lo único que falta para concluir esta herramienta es encontrar el producto “más adecuado” para pulverizarlo sobre las personas.

 

Con el nombre de Proyecto Escudo, esta iniciativa se originó cuando Juan Mato propuso la idea a la empresa ubicada en el municipio vallisoletano de Íscar. El objetivo de la misma es ayudar a prevenir el contagio mediante una pulverización individual, pero para ello se necesita un producto que destruya el virus a la vez que sea inocuo para las personas.

 

Así, la empresa ha emitido un mensaje de ayuda para encontrar este desinfectante y poder empezar a fabricar unidades de la misma. “Lo más importante es encontrar el producto que se pueda pulverizar sobre las personas y que sea eficaz para ayudar a evitar la propagación”, explica Juan Mato en un vídeo difundido por la entidad, en el que también se indica que las sugerencias se pueden enviar al correo [email protected].

 

La cabina está automatizada con arduino (una plataforma de hardware libre) y está compuesta por estructuras metálicas y otros componentes que son “accesibles” y “baratos”, ya que el propósito es facilitar los planos y el listado de piezas para que lo pueda replicar “quién lo desee”.

 

Y es que, la empresa publicará el diseño y toda la información necesaria para que otros talleres, “grandes o pequeños”, puedan crear unidades de esta cabina. El objetivo principal, como destaca Juan Mato en el vídeo, es “ayudar a que toda la sociedad esté protegida”.

 

El funcionamiento de esta herramienta es “simple”, un individuo se tiene que poner en el medio de la misma, un sensor lo detecta y se pulveriza durante cinco segundos el producto desinfectante, que se está buscando. Al finalizar, la cabina emite una señal sonora y la persona puede abandonar la cabina, tal y como detalla el precursor de la idea.

 

Una vez se haya finalizado el desarrollo de esta herramienta para prevenir el contagio, la empresa Metálicas Íscar donará la primera unidad a la Residencia Santa María de los Mártires del municipio, donde ya se ha dado, al menos, un caso positivo por COVID-19, como informó el Ayuntamiento. 

Noticias relacionadas