Una denuncia en Valladolid termina con una detenida acusada de estafar en la venta de coches por internet
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Una denuncia en Valladolid termina con una detenida acusada de estafar en la venta de coches por internet

La investigación se inició a partir de una denuncia que presentó una de las víctimas en la capital en julio de 2018.

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de la operación 'Coche.net', han detenido a una mujer de 26 años, S.R, acusada de un delito continuado de estafa a través de internet, vía a través de la cual ofertaba la venta de coches usados que no entregaba pese a cobrar anticipos a los clientes, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

 

La investigación se inició a partir de una denuncia que presentó una de las víctimas en Valladolid en julio de 2018. La Policía Nacional inició las pesquisas y detectó a tres perjudicados en todo el territorio nacional e identificó a la persona responsable de los hechos, que residía en una localidad de la Comunidad de Madrid.

 

La detenida insertaba numerosos anuncios en distintas páginas web, haciéndose pasar por una multinacional dedicada a la venta de vehículos usados. Las víctimas se ponían en contacto con la estafadora a través del teléfono e inducía a los afectados a caer en el engaño, mostrándoles contratos de compraventa simulados.

 

Tras ganarse su confianza lograba que los compradores adelantaran una cantidad de dinero (entre 2.500 y 4.700 euros). Después, ya que supuestamente el vehículo procedía del extranjero, pedía a los compradores más dinero (sobre 1.500 euros) para hacer frente los aranceles de la aduana, advirtiendo de que si no pagaban esa cantidad el vehículo quedaría retenido en la frontera.

 

Después de enviar el dinero mediante transferencias bancarias, las víctimas perdían el contacto con la vendedora, que ya no atendía ni a mensajes de correo ni a las numerosas llamadas telefónicas recibidas pidiéndole explicaciones.

 

Desde que se detectó por parte de la Policía Nacional la actividad delictiva en julio del presente año se han identificado a tres víctimas que han sufrido un fraude total de 10.200 euros.

 

La autoridad judicial decretó la libertad con cargos de la detenida.

 

La operación ha sido realizada por el Grupo de Investigación Tecnológica, de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valladolid, en colaboración con agentes del puesto de la Guardia Civil de Collado Villalba.