Una concejala del PSOE de Valladolid investigada por el uso de una tarjeta de UGT

UGT en Castilla y León ha abierto una investigación interna para determinar el alcance del "uso irregular de una tarjeta del sindicato" por parte de la actual concejal socialista de Educación en el Ayuntamiento de Valladolid, María Victoria Soto.
 

Según una información del medio digital ÚltimoCero (www.ultimocero.com), recogida por Europa Press, la investigación, que también afecta a la exresponsable de la administración de la Federación, Elisabeth Lorenzo Fernández, tiene que ver con la presunta utilización de la tarjeta para cargar al sindicato compras "de marcado carácter personal en el caso de la concejala" o pagos sin justificar, en el caso de la ex encargada de la administración.

 

Unos pagos que la ex responsable de la Federación regional de Enseñanza del sindicato, que el pasado 20 de abril pidió por escrito su baja en la organización y "en cualquier fichero del sindicato", ha negado en rotundo en declaraciones al mismo medio de comunicación.

 

Según distintas fuentes sindicales, la investigación se puso en marcha ya el 29 de septiembre de 2015, cuando la propia Soto comunicó al sindicato que había tenido un "fallo" y había cargado por error un pago de 50 euros con la tarjeta del sindicato que finalmente resultaron ser 250 euros.

 

Meses después, en pleno proceso de fusión de las federaciones de Enseñanza y Servicios Públicos, aún por materializar, el 'error' llamó la atención y propició que responsables del sindicato comenzaran a rastrear los extractos de la tarjeta comprobando como en el mes de octubre también se habían registrado cargos en la tarjeta cuando se suponía que ella estaba de vacaciones. Lo mismo ocurrió en meses posteriores.

 

Según fuentes sindicales conocedoras de esta investigación, ya está en manos de la Comisión de Garantías Federal un informe en el que se recogen todos los pagos "irregulares" efectuados con la tarjeta del sindicato durante los últimos cinco años. Algunas de esas compras se habrían realizado cuando Soto ya no estaba al frente de la Federación de Enseñanza y ya formaba parte del nuevo equipo de Gobierno municipal vallisoletano.

 

Los apuntes de la tarjeta objeto de investigación reflejan reiterados pagos en farmacias, floristerías, tiendas de ropa e, incluso, alguna reparación de calzado de baile.

Noticias relacionadas