Cyl dots mini

Un vallisoletano testigo de la explosión de Tarragona: “Retumbó muchísimo una puerta de metal”

Los Bomberos trabajan en la planta. TRIBUNA

Hugo Martín se encontraba a unos 6 kilómetros del lugar y el suceso le pilló en el descanso de la merienda.

La explosión en una petroquímica en Tarragona el pasado martes ha dejado tres muertos. El ‘petardazo’ se escuchó a varios kilómetros de distancia y un vallisoletano fue testigo de todo ello. Se trata de Hugo Martín, que se marchó a trabajar a la provincia catalana y en el momento del incidente se encontraba en su empresa, a unos 6 kilómetros.

 

“Estábamos en el turno de tarde y nos pilló en los 20 minutos de la merienda. Retumbó muchísimo una puerta de metal. Pensamos que alguien la había golpeado, pero se asomó un compañero a otra que estaba abierta y se veían todas las llamas y el humo”, cuenta Hugo a TRIBUNA.

 

EL REACTOR INCENDIADO. TRIBUNA

 

Vivió momentos de desconcierto sobre lo ocurrido y, poco después, les obligaron a marcharse de la zona. “Fue sobre las siete menos veinte y una media hora más tarde nos mandaron para casa porque nos dijeron que no se podía respirar ese aire”, relata.

 

Hugo reside en el municipio de La Pineda y asegura que al llegar a su casa “olía fatal”. “Había gente que se mareaba y tenía dolores de cabeza. Durante un rato se cortó el tráfico y no nos dejaban salir de La Pineda”, explica.

 

Por suerte, el accidente sucedió lo suficientemente lejos -cabe recordar que un hombre que se encontraba en su casa a más de dos kilómetros falleció-, pero algunos de sus compañeros “tienen familiares en la empresa afectada y aseguran que fue espeluznante”. Y es que la explosión del tanque de óxido de etileno de la petroquímica IQOXE ha dejado por el momento tres muertos y varios heridos.

 

El vallisoletano, ya más tranquilo, recuerda el susto y que hasta que se marcharon del lugar estuvieron “encerrados” en su empresa como medida preventiva. “Este miércoles ya hemos hecho la jornada normal en el trabajo”, apunta.

 

LAS LLAMAS, A LO LEJOS. TRIBUNA