Un vallisoletano se libra del atentado de Barcelona "de milagro"

La Plaza de Cataluña con La Rambla, minutos después del ataque. J.SALAMANCA

Juan Salamanca llegó a la zona unos minutos después del ataque terrorista para dirigirse a su vivienda en la calle Jovellanos, paralela a La Rambla.

El ataque terrorista ocurrido en La Rambla de Barcelona minutos después de las 17:00 horas estuvo a punto de ser presenciado por un vallisoletano. Se trata de Juan Salamanca, quien reside en la calle Jovellanos de la Ciudad Condal, una vía paralela al lugar de los hechos. "No me ha pillado de milagro. He llegado sobre las 17:15 y ha debido de ser a y cinco", cuenta a TRIBUNA.

 

Juan asegura que se produjo "un caos, con gente corriendo". "Había bastante tensión cuando he llegado a la Plaza de Cataluña y he visto algún cuerpo en el suelo. Me ha tocado dar un rodeo para llegar a mi casa y ahora toda la zona está cortada", explica.

 

Asomado a su balcón, señala que su calle también está cortada. "En una esquina hay un coche de la Policía y en la otra de los Mossos y de la Policía Nacional", dice.

 

La tensión creció con el paso de los minutos y le aconsejaron que no saliera de casa. "La gente sabe que vivo aquí y amigos de Mossos me dijeron que me fuese a mi vivienda y me mantuviera allí", comenta.

 

De momento, la cifra de muertos es de 13, según han informado fuentes policiales.

 

LA CALLE JOVELLANOS, CORTADA POR LA POLICÍA. J.SALAMANCA