Un vallisoletano narra en primera persona el horror del atentado de Manchester

Ivo Delgado en un fotograma de un videoblog en Youtube. (criticoenserio)

Ivo Delgado asistía con unos amigos al concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena, donde han muerto al menos 22 personas.

El cruel atentado que ha costado la vida al menos a 22 personas en Manchester fue vivido en primera persona por un joven vallisoletano, Ivo Delgado, que asistía al concierto del Manchester Arena, donde se produjo el atentado.

 

En declaraciones en el programa Hoy por Hoy, de Cadena Ser, el vallisoletano ha narrado en primera persona el horror que vivido durante los momentos más angustiosos. “Decidimos quedarnos a esperar para no estar embotellados en la cola, y de repente, mientras estás cogiendo el abrigo, escuchas un estruendo y muchísimos gritos".

 

Ivo Delgado enseguida se dio cuenta de que estaba viviendo un ataque terrorista. “Hay una humareda y a 20 metros vimos a una persona tirada en el pasillo y otras dos heridas”. “Cuando te ves en esta situación es difícil sacar el héroe que llevas dentro. Todo el personal estaba ayudando; yo pregunté que si podía ayudar en algo y me dijeron que abandonásemos el recinto de manera ordenada”, relata este joven que vive en la ciudad inglesa.

 

En la salida del estadio pudo ayudar a una persona con la cara ensangrentada” y también se encontró con dos niñas de 5 y 7 años, totalmente aterradas. El vallisoletano, escritor y autor del libro Con quién se acuestan las manzanas, se ha confesado “cansado y vacío”

 

"El señor que me estaba instando a ayudar tenía la camiseta completamente llena de sangre y la cara ensangrentada, es cuando te das cuenta de que algo ha sucedido". Este español destacaba también la cortad de edad de gran parte de los espectadores, "a mi izquierda tenía a dos niñas de 5 y 7 años”. Y concluye: "no es un ataque musulmán, no es un ataque racial, es un ataque de desalmados, no creemos más odio". A pesar de ello se siente afortunado por salir con vida.

Noticias relacionadas