Un tranquilo carril bici en la rotonda de La Cistérniga es invadido cada día por "entre 200 y 300 camiones"

Los camiones operan en la antigua fábrica de cerámica, ahora sede de una empresa logística. Las empresas colindantes alertan de la peligrosidad.

Lo que era una zona tranquila de carril bici a su paso por la carretera Soria, concretamente en el kilómetro 5 a la altura de la antigua fábrica de cerámica, en la rotonda de La Cistérniga, se ha convertido desde hace algunos meses en una peligroso lugar, donde cada día operan “entre 200 y 300 camiones de gran tonelaje”, según han asegurado diversas fuentes presenciales a este periódico.

 

Los hechos, relatados por algunas empresas cercanas, se remontan a meses atrás. Una empresa logística –que tiene en alquiler la nave donde se asentaba la antigua fábrica de cerámica- se encarga de custodiar y distribuir motores de la factoría de Renault, con el consiguiente tráfico de camiones en este lugar.

 

Algunos testigos relatan la peligrosidad en la que se ha convertido la zona. “Invaden el carril bici, con el consiguiente peligro para los usuarios de este servicio. Son camiones de entre quince y veinte metros que dan marcha atrás… la parcela contigua se ha convertido en un vertedero, con camioneros que incluso ponen allí sus infiernillos para comer y arrojan las basuras…”, se queja un usuario del carril bici.

 

Otra de las personas que se ha puesto en contacto con este diario para denunciar la situación, dice que han avisado a la Policía en numerosas ocasiones, sin que por el momento se haya logrado ninguna mejora. “Hay una solución sencilla: esta nave cuenta con un solar en su parte trasera de 40.000 metros cuadrados y con un acceso por un paso subterráneo desde la calle Oro, ese sería el mejor lugar desde donde podrían esperar los camiones”, dice, antes de avisar: “la situación es tan peligrosa que más pronto que tarde ocurrirá alguna desgracia con ciclistas o peatones”.