Un Toro de la Vega "rápido" y "con menos gente", influido porque "ya no se le mate"

A. MINGUEZA

Miles de personas presenciaron el encierro en Tordesillas, aunque con menos afluencia de público que en anteriores ediciones.

Desde primera hora de la mañana la gente empezó a coger sitio a lo largo del recorrido del Toro de la Vega. 'Príncipe' sería el protagonista desde las 11:00 horas, pero el cambio en las reglas de esta tradición de Tordesillas hizo que el evento perdiera interés por parte de muchos, tanto a favor del festejo como en contra, que en anteriores ocasiones llenaron la villa vallisoletana.

 

Los más madrugadores disfrutaron de vistas privilegiadas, mientras que otros se posicionaron en las talanqueras casi a la hora del inicio. De este último grupo llegaron a raíz de la manifestación a favor del Toro de la Vega, y finalmente la zona del puente y de la rotonda, antes de entrar en el prado, mostró un ambiente más multitudinario.

 

Los asistentes coincidieron en que fue un encierro "rápido" y algunos apuntaron que "tranquilo", cuando todavía no había concluido. Minutos después 'Príncipe' corneó a un joven malagueño y el festejo finalizó a las 11:39 horas. Poco a poco la zona del recorrido se fue despejando, sin los apelotonamientos de ediciones pasadas. Porque hubo "menos gente que otros años". "Ha influido que ya no se mate al toro", reconoció una joven.

 

Pero no era la primera vez que 'Príncipe' pisaba terreno tordesillano, ya que en la noche del lunes también tuvo su protagonismo. "Dio mucho juego y hoy [por este martes] se le ha notado algo cansado, pero ha estado muy bien", señaló uno de los presentes en ambos eventos.

 

No todos quisieron mostrar su opinión sobre el nuevo 'Toro de la Vega', aunque una de las asistentes fue clara: "Me parece bien porque no me gustaba cómo se le mataba, pero mal porque entiendo que era una tradición para los locales".

Noticias relacionadas