Un quiosquero de La Rondilla se enfrenta a dos sanciones de hasta 10.000 euros por vender cigarrillos a una niña

Los cigarrillos intervenidos. @PoliciaVLL

Dos agentes de paisano de la Policía de Valladolid detectaron la infracción, por la cual será sancionado al facilitar el tabaco a la menor de 12 años.

Dos agentes de paisano de la Policía de Valladolid de detectaron en un kiosco la venta de cigarrillos sueltos a una menor de 12 años en la mañana del pasado jueves, 30 de enero. Los hechos ocurrieron en La Rondilla y el encargado del establecimiento incurrió en dos infracciones graves a la ‘Ley del Tabaco’: vender cigarrillos fuera de los envases y hacerlo a una menor.

 

El artículo 19.3 de la ‘Ley del Tabaco’ recoge los dos puntos infractores del quiosquero: “d) La comercialización, venta y suministro de cigarrillos y cigarritos no provistos de capa natural en unidades de empaquetamiento de venta inferior a 20 unidades, así como por unidades individuales; y l) La venta o entrega a personas menores de dieciocho años de productos del tabaco o de productos que imiten productos del tabaco e induzcan a fumar, así como de dulces, refrigerios, juguetes y otros objetos que tengan forma de productos del tabaco y puedan resultar atractivos para los menores”.

 

Por ello, ambas infracciones, que están calificadas como graves, serán sancionadas con multas que van de 601 a 10.000 euros. “El Instructor sanciona y aplicará la cuantía”, señalan fuentes policiales.