Un programa de Cruz Roja permite crear nueve negocios en Valladolid con personas en riesgo de vulnerabilidad

El programa 'Impuls@' de Cruz Roja, que impulsa el autoempleo de las personas en situación de vulnerabilidad o que tienen dificultades a la hora de encontrar un trabajo por cuenta ajena, ha permitido poner en marcha en la provincia de Valladolid un total de nueve negocios, según los datos facilitados por esta organización.

 

A lo largo de este año, dentro del proyecto Impuls@, Cruz Roja ha atendido a más de 60 personas y ha promovido el emprendimiento y el autoempleo a través de iniciativas de desarrollo empresarial que han permitido la creación y consolidación de nueve negocios de muy distinto carácter como dos establecimientos de hostelería, una panadería, un electricista, empresas de reparto, compra-venta de recambios de automóvil y comercios.

 

De estas nueve iniciativas, cinco han sido emprendidos por hombres y cuatro por mujeres.

 

De cara al año 2017, se continuarán trabajando con proyectos emprendedores no finalizados en este año 2016, como una agencia de viajes, una profesional de la fotografía y diferentes negocios de hostelería y comercio, entre otros.

 

Las actuaciones de Cruz Roja están dirigidas a apoyar a las personas más vulnerables en su camino hacia el empleo, desde la orientación y el asesoramiento, hasta la elaboración del proyecto o la búsqueda de financiación, pasando por acciones formativas en competencias que ayuden a una mejor gestión de la empresa.

 

Por un lado, se realizan una serie de talleres tanto de activación como de motivación para el autoempleo que sirven para detectar perfiles emprendedores y para desarrollar las habilidades personales necesarias para la inserción por cuenta propia.

 

Por otro, se planifica formación específica en creación y gestión de empresas en aquellos sectores en los que los y las participantes aportan una experiencia laboral previa no susceptible de inserción laboral por cuenta ajena en este momento.

 

Desde Cruz Roja se llevan a cabo las acciones necesarias para ofrecer una respuesta integrada y coherente a través de varias medidas como atención personalizada, orientación y asesoramiento en materia de autoempleo, apoyo técnico en la preparación del plan de empresa, gerencias asistidas para la puesta en marcha del negocio, ayuda para la solicitud de microcréditos u otro tipo de subvenciones y ayudas, y se realiza un seguimiento empresarial para su consolidación en el mercado.