Un nuevo robo en Cuatro de Marzo agota la paciencia de los vecinos: "Estamos vendidos y la Policía mira para otro lado"

Plaza del doctor Quemada, en 4 de Marzo.

El concejal de Seguridad en el Ayuntamiento de Valladolid, Luis Vélez, asegura no tener "esa percepción" y afirma que "no hay signos que objetivamente nos alerten de esto, la delincuencia no es distinta a los de otros barrios".

El robo en un quiosco situado en el barrio Cuatro de Marzo, en la zona sur de Valladolid, producido en la madrugada de este jueves 8 de noviembre ha agotado la paciencia de algunos vecinos, que destacan que la delincuencia "se ha incrementado" y que señalan la sensación de inseguridad que viven en torno a cuatro plazas: la del Ejército en La Farola, doctor Quemada en Cuatro de Marzo, el parque de la calle Corta en La Rubia, y el parque Juan de Austria.

 

"Es vergonzoso. Se consume alcohol y drogas a las 11 de la mañana y no sabemos qué hace la Policía Municipal, por qué hace la vista gorda. Los vecinos estamos preocupados, lo que antes era un problemilla en los últimos tres años se ha incrementado" relata uno de los vecinos de esta zona sur de la ciudad, quien apunta que "vemos impunidad, estamos vendidos".

 

Se refieren, principalmente, a menudeo de drogas y a robos en establecimientos. Y el pensamiento que tienen es que existe una red estructurada de delincuencia: "Creemos que los traficantes tienen a sueldo a una serie de ojeadores, que son quienes pasan la información a los delincuentes mayores". Este vecino, que prefiere mantener el anonimato, asegura que los residentes tienen "miedo, mucha gente sabe quienes son pero no se atreven a pronunciarse".

 

"NO HAY ESPECIAL CONFLICTIVIDAD"

 

Como medidas de urgencia, los vecinos reclaman una serie de intervenciones: "Solicitamos la poda de los arbustos de la plaza doctor Quemada, desde allí aprovechan para vigilar y las mujeres que bajan de la línea 7 del autobús tienen miedo. También que se incremente la luz. Y que se tomen en serio este problema de una vez, y hagan algo".

 

Por su parte Luis Vélez, concejal de Seguridad en el Ayuntamiento de Valladolid y responsable de la Policía Municipal, afirma que en esta zona sur de la ciudad "no hay especial conflictividad" y que no comparten "esa percepción". "Yo hablo con los vecinos y me trasladan cuestiones de accesibilidad, de aparcamiento, de aceras, de podas..." indica el edil, quien concluye que "no hay signos que objetivamente nos alerten de esto, la delincuencia, con los datos que tiene la Policía Municipal, no es distinta a la de otros barrios". 

 

Una delincuencia que, tradicionalmente, siempre ha sido baja en la provincia de Valladolid según los datos del Ministerio. Y aunque la seguridad ciudada "corresponde a la Policía Nacional", como apunta Vélez, el vecino de estos barrios opina que este cuerpo "sí hace bien su trabajo, pero la Municipal no, y además se firmó un acuerdo para la colaboración mútua entre ambos".

 

MÁS DE 2000 EUROS Y SEGUNDO ROBO EN SEIS MESES

 

En relación al robo del quiosco, su propietario explica que "la Policía me llamó a las cinco de la mañana, estaba todo tirado por el suelo y habían robado la máquina de tabaco completa, llena, y toda la recaudación" lo que estima en cerca de 2.300 euros. A los que hay que sumar los destrozos: "Han reventado la verja, han roto un cristal, y la cerradura".

 

Este segundo vecino confirma la versión del primero al corroborar que "en este barrio cada día hay más inseguridad, y también se ve menudeo de droga". En su caso, este es el segundo robo que sufre en seis meses.