Un mapa virtual recoge la ubicación de las más de 300 fuentes distribuidas por Valladolid

María Sánchez, Dunia Virto y Charo Chávez en la presentación del proyecto. JAVIER ALONSO

Ayuntamiento de Valladolid, INEA y Aquavall pretende fomentar el uso de las fuentes y abandonar el plástico

El Ayuntamiento de Valladolid, con la colaboración de la Fundación INEA, ha colgado en internet un mapa con la ubicación de trescientas fuentes en la capital, con el objetivo de promover el consumo de agua corriente entre los ciudadanos y que sirvan para un uso responsable del plástico.

 

María Sánchez, concejala de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, y Dunia Virto, técnico de Ingeniería Agrícola y Agroambiental (INEA), han presentado, en la mañana de este jueves,  las iniciativas medioambientales que el Ayuntamiento de Valladolid llevará a cabo durante las Fiestas. La principal propuesta es el  proyecto “global” que ha creado Aquavall en colaboración con la Fundación INEA. El acto se ha desarrollado en la Plaza de Universidad, donde está ubicada una de las fuentes más utilizadas por los vallisoletanos.

 

La iniciativa más ambiciosa es el proyecto que Aquavall, en colaboración con la Fundación INEA, ha realizado para la semana de fiestas y que se prevé mantener durante todo el año. Este proyecto consiste en la creación de una página web (www.rellena.es) en la que se podrá visualizar un mapa completo de todas las fuentes públicas distribuidas por la ciudad.

 

“Es un proyecto global, no solo en España (Barcelona y Madrid) tienen un mapa con la localización de todas las fuentes de agua que hay en las ciudades, sino que también está presente en ciudades europeas como Paris y americanas como Nueva York”, comenta Dunia Virto.

 

El proyecto está subvencionado por la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico de Valladolid englobado en un proyecto de economía circular.  “Es un proyecto que creemos que es positivo y esperamos que se mantenga activo durante los próximos años”, apuntaba Dunia.

 

Las 300 fuentes distribuidas por la ciudad están divididas en tres categorías (verde, amarillo y rojo). La primera categoría (verde) son fuentes de acceso libre y están situadas en plazas y calles de la ciudad. Las segundas (amarillas) son de uso restringido porque se encuentran es espacios públicos pero con horario de apertura restringida. Y, por último, la tercera categoría (rojas) son surtidores disponibles para los usuarios del establecimiento donde se encuentran ubicados, como los colegios.