Un joven apuñalado en el entorno de la Plaza de la Universidad tras una pelea generada en el after Rockn’ Rolla

A la derecha, el after donde se generó la pelea; a la izquierda sangre en una de las sillas de la terraza de la Universidad. TRIBUNA

El joven tuvo que ser evacuado en ambulancia. La Policía se personó en el lugar de los hechos y no encontró el arma agresora. 

Un joven ha resultado apuñalado en el entorno de la Plaza de la Universidad esta madrugada, tras una pelea que se generó en el after de la calle Duque de Lerma, Rockn’Rolla. Según ha podido conocer este diario, la pelea se inició en este local y el altercado prosiguió en la calle, hasta que uno de los jóvenes sufrió una puñalada junto a las terrazas de la Plaza de la Universidad.

 

El herido, del que por el momento se desconoce la filiación y su estado, fue trasladado un centro hospitalario. Agentes de la Policía se personaron en el lugar de los hechos y estuvieron buscando el arma blanca con la que se produjo la agresión, aunque fuentes consultadas por TRIBUNA concluyen que no se ha encontrado.

 

La Policía Nacional ha asegurado a este periódico que no existe como tal un apuñalamiento, sino “una pelea” y que la sangre podría proceder de un golpe en el tabique nasal del agredido. No obstante, testigos presenciales con los que ha podido contactar TRIBUNA mantienen que se produjeron heridas por arma blanca.

 

Asimismo, efectivos de la Policía Local entraron en varios locales de la Plaza de la Universidad preguntando más detalles de lo ocurrido y buscando el arma blanca. Algunos de los presentes aseguraron haber escuchado que el cuchillo pudo ser arrojado a un contenedor. La Policía Nacional ha confirmado que no se ha interpuesto ninguna denuncia por este altercado.

 

Esta mañana uno de los hosteleros de la zona tenía que limpiar la sangre y los restos de la pelea en las proximidades de su terraza.

 

No es la primera vez que se producen peleas en el entorno de este after. Algunos empresarios de establecimientos próximos están hartos de la conflictividad que genera el lugar y que está arruinado sus negocios, llegando a impedirles abrir en las primeras horas del fin de semana, debido a la cantidad de jóvenes ebrios que aún quedan a esas horas.

 

Los vecinos también se quejan de ruidos, peleas y suciedad que se genera en la zona colindante a este negocio. Según fuentes consultadas por este diario han solicitado en diversas ocasiones a la Policía que no haya permisividad y que controlen más la actividad de este local. 
 

Comentarios

Merce 20/07/2020 10:30 #5
Amigas mías, que viven cerca, y que llevamos a los niños a un Colegio cercano me hablan de lo peligroso que es ese lugar. Cuando iba este invierno pasado a llevar por la mañana al niño al Colegio, pasaba miedo. Vaya ambiente mas cutre e la calle, y eso que hago oídos sordos a las vulgaridades que me dicen, vaya con el niño o no. No me explico como a las nueve de la mañana pueden estar de esa manera.
Ocioso 19/07/2020 14:00 #4
A esto se le llama eufemísticamente el ocio nocturno. Si algo bueno puede traer el COVID es acabar con este tipo de establecimientos que lo único que promueven es la venta de alcohol, como mínimo, entre los más jóvenes. En general, la sociedad española necesita un cambio de mentalidad con lo que respecta al alcohol, será duro, como para cualquier adicto dejar su droga.
lo de siempre 18/07/2020 19:04 #3
demasiado poco pasa, para los despojos que se reúnen allí, ese, y la latina tal para cual, tarde o temprano ocurrirá algo mas grave, pero la policía se dedica a pasearse por otras zonas "menos conflictivas"
Pucelano 18/07/2020 16:21 #2
Uno de los antros peligrosos de nuestra ciudad. El domingo a primera hora hay que andar con cuidado.
Óscar 18/07/2020 15:29 #1
Situación vergonzosa desde hace mucho tiempo. Es un bar con incidentes TODOS los fines de semana de jueves a domingo con enfrentamientos, peleas, consumo de alcohol y drogas no solo en el bar sino en las calles aledañas también... En los alrededores hay tres colegios, la Facultad de Derecho, la sede de la Universidad de Valladolid y la zona turística por excelencia de la ciudad con la Catedral, La Antigua, el Palacio de Santa Cruz… todo a escasos metros y los usuarios de este bar en lamentables condiciones enfrentándose a quien por allí esté en ese momento. Los vecinos y hosteleros de la zona lo denuncian constantemente desde hace años y el Ayuntamiento y la policía conociendo perfectamente cual es la situación NO HACE NADA y encima dan por respuesta a estas denuncias que «el local tiene “en regla” la licencia y que es un establecimiento “modélico” respecto al comportamiento de sus usuarios y el personal de seguridad del establecimiento». ¡Una vergüenza! Si el bar estuviera debajo de la casa de quien todos sabemos seguramente se actuaría de otra manera.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: