Un ingenioso jardín en Portugalete convertirá el humo de los coches del parking en 'alimento' para la vegetación
Cyl dots mini

Un ingenioso jardín en Portugalete convertirá el humo de los coches del parking en 'alimento' para la vegetación

Las obras del jardín biofiltro urbano en Portugalete. JUAN POSTIGO

El nuevo prototipo de jardín biofiltro urbano de Portugalete, que arrancó hace unos días, estará listo para otoño. La iniciativa está vinculada al proyecto europeo URBAN GreenUp, con un presupuesto de 24.000 euros.

El auge de la contaminación en las zonas urbanas supone un problema cada vez más importante, tanto para el medioambiente como para los ciudadanos. “La densidad de naturaleza y espacios verdes es muy inferior y está alejada de las zonas rurales, que cuentan con más vegetación y mejor calidad del aire y recursos naturales. Esta situación pone las cartas sobre la mesa para proponer nuevas soluciones  reales de re-natualización”, explican desde CARTIF, el Centro Tecnológico de Boecillo con el que colabora el Ayuntamiento de Valladolid.

 

Por ello el nuevo jardín biofiltro urbano, que se está construyendo desde hace algo más de una semana en la plaza Portugalete, se trata de una nueva iniciativa vinculada al proyecto europeo URBAN GreenUp. La concejala de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez, explica a TRIBUNA que el objetivo de este proyecto europeo se basa en implementar y estudiar soluciones contra el cambio climático, y todos los problemas que se generan: aumento de la temperatura, la contaminación o la calidad del aire, entre muchos otros.

 

Este novedoso jardín está tomando forma en Portugalete porque está vinculado al aparcamiento subterráneo Plaza de Santa María de la Antigua. “Se trata de un jardín de 20 metros cuadrados compuesto de diferentes capas: una absorbente, otra de lana de oveja, otra de un sustrato vegetal y, por último, la propia vegetación”, detalla Chávez.

 

El funcionamiento es muy parecido al de una chimenea, “a través de un sistema de extracción se filtra el aire acumulado de los coches del aparcamiento, de esta manera el aire saldrá más depurado y sin partículas contaminantes”, continúa explicando la concejala de Innovación y Empleo.

 

En estos momentos, el jardín está en construcción, pero en otoño estará listo para su uso. Sin embargo, Chávez se muestra cauta a la hora de hablar de su efectividad. “Hemos colocado unos sensores para medir si realmente conseguimos que el aire se filtre correctamente”. La labor del Ayuntamiento es recoger la mayor información posible para ver si esta solución es realmente efectiva.

 

No obstante, Chávez ha indicado que si este jardín funcionara, sería una intervención relativamente fácil de implementar en todos los parkings de la ciudad para fomentar la economía verde.